Valdés, Paredes y Valdivia, la tríada mágica de la final

Carlos Parra/Comunicaciones ANFP

Después de perder la Supercopa, Mario Salas dijo que "Colo Colo ganó en las áreas". A juicio del entrenador de Universidad Católica, el resultado pasó por las virtudes del rival y no por los yerros de su equipo. Y no está lejos de la realidad: Esteban Paredes, Jaime Valdés y Jorge Valdivia fueron tres de las razones que llevaron a su equipo a la gloria.

El goleador se movió por toda el área, se perdió goles increíbles y anotó los difíciles. También tuvo un palo y le anularon otro tanto. A la hora de colaborar, pivoteó la jugada del gol de Andrés Vilches. "El Tanque se supera día a día", fue la lectura de Pablo Guede, que no quiso ahondar en valoraciones personales.

Pajarito aportó con la labor mixta: fue el desequilibrio en tres cuartos de cancha y metió varias corridas que bien pueden ser características de futbolistas quince años menores. Ante Católica, Valdés siempre da un poco más. No fue la excepción.

Finalmente, el Mago hizo la diferencia. Pisó el balón, le hizo un caño a Luciano Aued en el primer minuto de juego y sorprendió con un importante despliegue que le permitió terminar el partido. Hace unos días se hablaba de un trabajo especial. En su primer apretón en serio, despejó todas las dudas y completó la tríada mágica.