Noticias En vivo
Fichajes

¿Cuándo puede volver realmente Arturo Vidal a Colo Colo?

15:55 ART 16/11/19
151119 Arturo Vidal en Colo Colo
El mediocampista deslizó el sábado sus ganas de retornar a Macul "pronto". ¿Cuántas escalas le quedan? ¿Se convertirá en ídolo del albo?

Arturo Vidal es, sin espacio a dudas, el gran deseo del hincha de Colo Colo.

El canterano de Macul se sumó a Bayer Leverkusen tras abandonar la disciplina popular en 2007, donde consiguió el tricampeonato nacional y la final de la Copa Sudamericana del año anterior, para convertirse en un verdadero campeón en el fútbol europeo, donde levantó las ligas que disputó entre las temporadas 2011/2012 y 2018/2019 de forma consecutiva.

Luego de la completa suspensión de la fecha FIFA de noviembre para la Selección de Chile, que inicialmente tenía pactados compromisos amistosos frente a Bolivia y Perú, pero que el plantel optó por no sumar actividad debido a la crisis social que vive el país, el Rey visitó el Estadio Monumental para marcar un nuevo acercamiento con sus raíces.

Las redes sociales del Cacique compartieron un tiro al palo, una asistencia y un golazo de Vidal en la práctica sabatina que ejerció junto a la Sub 17 local, y un par de mensajes que evidencian su gran objetivo cuando termine su aventura en el primer mundo: volver a casa. "Un saludo a toda la gente de Colo Colo, a la que siempre apoya y a la que siempre alienta en cada momento", dijo de entrada.

"Siempre es un gusto estar acá", señaló después, para rematar con otra frase que da luces de su futuro: "Ojalá pronto pueda ya vestir la camiseta de Colo Colo. Les dejo un saludo a todos y bendiciones siempre". Pero, ¿cuándo?

Vidal tiene 32 años y está en los planes del Barcelona. Es más, en LaLiga actual es el decimoquinto futbolista con más minutos en la plantilla y el cuarto goleador, con tres conversiones y una constante lucha por un lugar en el once titular, una en la que ya pasó por encima de Ivan Rakitic y enreda, cual piedra en el zapato de Ernesto Valverde, la estelaridad de Sergio Busquets.

El contrato que lo amarra al gigante catalán tiene vigencia hasta el 30 de junio de 2021, es decir aún le resta terminar esta campaña y disputar una más. Los blaugranas lo adquirieron desde Bayern Münich por 18 millones de euros en agosto de 2018.

Y el Rey no para de coquetear con gigantes de distintos puntos del mundo. Es que no le seduce la idea de ser el jugador franquicia de ligas menores como la Superliga de China o la MLS. Cuando se le sindicó como moneda de cambio para fortalecer las finanzas del Barça, siempre mostró sus ganas de continuar escribiendo su historia en el Viejo Continente. Calciomercato le dio más peso a la consideración de su equipo hablando, en la última semana, de una tasación de 40 millones de euros por su carta.

En marzo fue el América mexicano el que rodeó su figura. Primero señaló que para él sería un placer jugar en México y que "lo pensaría mucho" si un equipo importante de la Liga MX quisiera contar con él. Un hincha de las Águilas le escribió que lo espera con los brazos abiertos y no dudó en compartir la publicación con emojis de corazones y manos arriba.

Boca, en medio de su reestructuración, se fijó en Vidal cuando el mercado de cara al segundo semestre de 2019 estaba en pañales. Desde Argentina surgieron reportes de que el Xeneize estaría dispuesto en invertir 18 millones de euros para ganar la Copa Libertadores con él entre sus filas, y los hinchas sumaron ilusión para que el utópico paso tuviese sustento incluso después de que Gustavo Alfaro, entrenador, remarcara su ánimo por dirigirlo.

Nada pasó con América ni Boca. Vidal se mantuvo en Barcelona pese al mar de rumores que lo sacaban de Ciudad Condal. Seguro de su futuro inmediato, partió a disputar la Copa América y en Brasil el Flamengo le regaló su camiseta, con el dorsal 8 estampado. Agradecido por el regalo, optó por replicar con fuerza al pueblo del Mengao: "Nos vemos pronto en Rio si Dios quiere".

El idilio Arturo - Fla incrementó en una charla que sostuvo con Arthur para su "Relatos de Vidal", programa de Directv. A su compañero le confidenció que "me encanta el fútbol brasileño y me gustaría jugar algún día en ese país. Me gustaría jugar en Flamengo, que es un equipo apasionado como yo, que tiene una gran hinchada, donde aman el fútbol como yo".

A Vidal le quedan varios sueños por cumplir en el fútbol: quiere su propia Champions League, también una Copa Libertadores, asistir a los Juegos Olímpicos y jugar una vez más en Colo Colo, donde podría alcanzar el estatus de ídolo si escribe alguna épica. Sabe que la Libertadores la podría atrapar con la camiseta del Fla porque la considera "el objetivo más difícil para el fútbol chileno". De hecho, está decidido a apoyarlos en la final de este año contra River y en su Twitter personal lo dejó en claro con un "vamos Flamengo carajo, con todo a la final".

La realidad marca que Arturo Vidal podría sumarse a Colo Colo a mediados de 2021, con las Eliminatorias para el próximo Mundial en pleno desarrollo y los 34 recién cumplidos. En todo caso, como fue expuesto, sus opciones son amplias y es eterna su hambre por más estrellas.