Boca gana cuando y como quiere: ahora, River

Comentarios()
Getty
El once de memoria se probó sin Gago por primera vez y respondió con cuatro goles. Se viene el Superclásico…

"Como nos pasó con Tevez y Centurión, a Gago lo va a tener que reemplazar el equipo", explicó Guillermo Barros Schelotto cuando le consultaron sobre cuánto cambiaría su Boca sin el capitán. Y si la teoría invitaba a imaginar un funcionamiento diferente, el Xeneize demostró que no tener a Pintita no es un impedimento para sostener su mejor versión. Si en el triunfo ante Patronato no lo pudo evidenciar, en este 4-0 ante Belgrano con los once de memoria lo terminó de confirmar.

El Pirata era la última y la única prueba que iba a tener el cuerpo técnico para evaluar cómo respondía el 4-3-3. En Paraná,el conjunto del Mellizo manejó la pelota (ganó, de hecho, en la posesión) pero le faltó el toque distintivo del ‘5’ para terminar de verticalidad el juego. Con Nández en cancha y sin Cardona, se lateralizó mucho más de lo que el DT hubiese querido. Este domingo, en cambio, la historia fue bien distinta: los cuatro tantos fueron producto de jugadas hilvanadas desde el medio hacia adelante y todas con su terminación dentro del área, como lo pide el técnico.

El local no solo disimuló la ausencia de Gago, sino que además sumó un despliegue altísimo en el mediocampo. Con el uruguayo y Barrios, más los retrocesos de Pavón -de gran partido- y una última línea que jugó bastante adelantada, le cedió muy poco tiempo el balón a los cordobeses y, siempre presionando en ataque, consiguió recuperar rápidamente la pelota cuando la perdía

Mientras Guillermo afina su violín, Gallardo, que tiene la cabeza puesta en la Libertadores, todavía lucha para reencontrar la identidad de su River. Para el anecdotario quedará que justo en la fecha previa, uno convirtió cuatro goles y el otro los recibió. Y aunque sea un resultado mentiroso, el Millonario tendrá que ser consciente que al Xeneize no le puede regalar nada.

Cerrar