Boca 2018: el Xeneize juega su propio "Mundial"

Comentarios()
/AFP/Getty Images
Siete partidos para no dejar escapar la Superliga y pasar a octavos en la Libertadores. ¿Qué y quiénes arriesgan algo si los resultados no se dan?

Mientras el clima mundialista crece día a día a medida que se acerca la cita en Rusia, Guillermo Barros Schelotto sabe que tendrá que afrontar durante el próximo mes su propio Mundial. Y es que a Boca le quedan exactamente siete partidos en 30 días en los que no sólo se definirá la Superliga y la clasificación a octavos de final de la Copa Libertadores, sino que, además, definirá el futuro de varios protagonistas.

El supercargado abril no resultó, finalmente, tan positivo para el Xeneize. Si bien se acomodó en el Grupo H con una victoria ante Junior y un buen empate en Brasil, las dos derrotas consecutivas por el torneo ante Defensa y Justicia e Independiente dejaron su liderazgo en jaque. Sin embargo, más allá de los resultados, lo que preocupa a los Mellizos es la sucesión de lesiones que diezmaron a un plantel llamado a ser el dream team y que llega con el tanque de reserva a la definición de los dos objetivos que le quedan en el inicio del 2018.

El artículo sigue a continuación

El fixture es alentador, pero el rendimiento mostrado en las últimas jornadas y las ausencias de peso en el once titular invitan a imaginar una definición mucho más cerrada de la esperada. Newell's, Palmeiras, Gimnasia, Junior, Unión, Huracán y Alianza Lima serán los escollos a superar. Tendrá un partido cada cuatro días entre este domingo ante la Lepra y el choque ante el Tatengue en La Bombonera. Recién allí volverá a tener una semana de descanso de cara a la última fecha del campeonato -el cual bien podría estar definido si sostiene la diferencia- y el cierre de su zona en la Copa.

Pero no solo el título y la clasificación a la siguiente ronda de la Libertadores se juega Boca en este Mundial local, sino que también tendrá a varios de sus más importantes intérpretes bajo la lupa:

  • El cuerpo técnico: tanto Guillermo como Gustavo saben que se juegan su puesto en caso de no completar con éxito las dos metas que se trazaron a inicio de la temporada -y habiendo perdido ya la Supercopa contra River-. 
  • Fernando Gago: mientras apura su regreso una vez más para tapar el hueco que dejará en el futuro cercano Wilmar Barrios, Pintita no se baja del sueño de meterse en la lista definitiva de Jorge Sampaoli para Rusia. Pero más allá de que sea o no tenido en cuenta para el conjunto nacional, un regreso triunfal tras otra lesión de gravedad lo meterá en el podio de los ídolos de la hinchada.
  • Carlos Tevez: si su escapada a China perjudicó su imagen, ser protagonista de un nuevo título le permitirá volver a meterse definitivamente en el corazón de la gente. Además, él dijo que volvió para ganar la copa... ¿Y si no supera la fase de grupos?
  • Cristian Pavón: el '7' tiene un pie adentro de la Selección, pero no puede regalar nada. Siempre es determinante y por eso lo quiere Sampaoli. ¿Lo terminará de convencer en estos últimos encuentros?

 

Cerrar