Asensio y Lucas ganan influencia frente a Isco y Bale

Comentarios()
Getty Images
El malagueño y el galés fueron titulares en Eibar después de ser suplentes en París, y no dejaron ningún motivo para la reivindicación.

El Real Madrid logró este sábado una meritoria victoria ante el Eibar para cerrar una exitosa semana tras haber vencido también al PSG. Ambos triunfos por 1-2, ambos fuera de casa, pero con dos guiones completamente diferentes. En el Parc des Princes se pudo ver a un Real Madrid dominador hasta la exhibición frente a millones de ojos en el mundo. En Ipurúa se vio a un Real Madrid peleón y luchador en un estadio pequeño de apenas siete mil espectadores de capacidad. Además de que en París y Eibar se vieron alineaciones diferentes. Que además llevan a unas comparaciones con dos jugadores claramente marcados: se trata de Asensio y de Lucas Vázquez.

Isco Alarcon Real Madrid

Y es que ambos fueron dos de los jugadores más destacados en la Champions League. De hecho, son dos de los futbolistas más en forma de todo el equipo blanco desde hace ya algún tiempo. Y al contrario, hay dos jugadores en esos mismos puestos que están viviendo sus horas más bajas en el Real Madrid en mucho tiempo: Isco y Gareth Bale. Ambos fueron titulares en Ipurúa, y por muchos momentos fueron prácticamente intrascendentes para el devenir del partido y para la confección del juego merengue. 

Según datos de Opta, Isco (que jugó sólo 70 minutos) y Bale estuvieron entre los tres titulares que menos pases dieron en el Real Madrid: 30 y 29, respectivamente. Y también que menos toques de balón dieron: 46 y 49, respectivamente. Sólo por delante de Cristiano Ronaldo en ambos capítulos estadísticos. Y el caso es que ambos estuvieron entre los que mejor porcentaje de pases completados dejaron. Sin embargo, a excepción de una asistencia del galés que acabó con Dmitrovic haciendo un paradón a Ronaldo, la mayoría de las intervenciones tanto de uno como de otro en Ipurúa carecieron del peligro e influencia que se le presuponen a dos jugadores de semejante calidad.

De hecho, el mapa de calor de Isco es bastante clarividente del rol que jugó ante el Eibar este sábado. Puesto que, pese a jugar de mediapunta único, tocó más balones en campo propio que en campo contrario. Bastante cerca del área propia, incluso. Lo cual no es lo ideal ni para el Real Madrid, ni para explotar las mejores cualidades del malagueño. Más bien todo lo contrario, tratándose de un jugador con una excepcional técnica y visión de juego para sacar petróleo en espacios pequeños y cercanos a la portería rival. Si a esto sumamos el letargo en el que vive sumido Bale, que no fue titular en ninguno de los dos partidos ante PSG, parece natural que Zidane apostase por otros jugadores en el Parc des Princes.

El artículo sigue a continuación

mapas calor

Y es que, siendo los datos de Isco y Bale mejores incluso que las sensaciones que dejaron sobre el césped de Ipurúa, sus guarismos están lejos de los que firmaron, sin ir más lejos, los propios Lucas y Asensio en París el pasado martes: 61 y 53 pases con un 87% y 94% de efectividad, respectivamente. Esto es, el doble de intervenciones con el mismo o superior acierto en el pase, y ante un rival que se presupone mucho más poderoso que el Eibar. 

Las tornas han cambiado en el Real Madrid. La Unidad B ha asaltado definitivamente el terreno vedado de la Unidad A para quedarse. Y cuentan con sus actuaciones como el mejor aval en una plantilla donde Zidane ha empezado a dejar de mirar el pasaporte para configurar sus alineaciones.

Cerrar