¿Revolución en Colo Colo?

Comentarios()
Agencia Uno
El presidente de Blanco y Negro, Aníbal Mosa, puso en duda su continuidad en el cargo tras intentar aclarar su detención en Calama.

El 14 de marzo, Aníbal Mosa fue detenido en Calama por una supuesta agresión al intendente de Antofagasta, Marco Antonio Díaz. Este miércoles, siete días después de aquel confuso episodio, el presidente de Blanco y Negro compartió un comunicado en el Monumental, descartando “un atentado a la autoridad” y poniendo en duda su continuidad en el cargo. ¿Habrá una revolución en Colo Colo?

“Uno se pregunta si vale la pena seguir estando aquí. Yo no vengo ni a enriquecerme, ni a ganar plata, ni hacer una carrera política. Solamente vengo a aportar un grano de arena a mi institución, y lo que están haciendo ustedes (por los periodistas) es alejar a uno”, expresó el directivo, quien manifestó también que la idea de abandonar el proyecto está siendo evaluada seriamente, y no sólo significa un enojo: “Estoy pensando muchas cosas, pero esto está sobrepasando todos los límites. Han hecho un circo de mi persona, han inventado que yo estaba en un bar, otro medio dijo que estaba en un casino. Ya está bueno. Yo sé que no les caigo bien, que no tengo una buena prensa, pero no inventen cosas que son mentiras porque eso al final le hace mal a todos”.

Con respecto al hecho concreto que sucedió en Calama, Mosa sostuvo además que “los cargos criminales” por los que se llevó a cabo la detención “fueron completamente faltos, inexistentes e ilegales”. Afirmó a su vez que jamás agredió al intendente, que “lo que ocurrió fue un intercambio de palabras particularmente desagradable dentro del hotel” y que se cometió “un ejercicio abusivo de la autoridad”.

Cerrar