Piqué y Roberto, los modelos de la nueva Masía

Comentarios()
Getty
Las renovaciones de Piqué y Roberto suponen un premio a una Masía que Valverde intenta reflotar tras unos años en el olvido.


EDITORIAL

La Masía fue la base del primer triplete, el de 2009. Las inercias que fraguó Pep Guardiola las aprovechó luego Luis Enrique Martínez para repetir éxito tras devolver la competitividad a un equipo que seguía en manos de los pesos pesados de casa aunque algunos, como Carles Puyol, ya no estuvieran y que otros, como Xavi Hernàndez, encararan el ocaso de su carrera. Desde entonces el peso del fútbol formativo en el primer equipo pasó al segundo plano en el que se ha mantenido los dos últimos años en los que no se ha promocionado a nadie desde el filial. No obstante, las renovaciones de Gerard Piqué y Sergi Roberto suponen un magnífico mensaje para el vivero barcelonista. A pesar de que el nivel sea altísimo, el club no olvida a la Masía.

El artículo sigue a continuación

Por ello ha brindado a Gerard Piqué y Sergi Roberto los contratos que deseaban. El primero quería retirarse en azulgrana y muy probablemente pueda hacerlo tras firmar un contrato que le asegura su puesto en el equipo hasta los treinta y cinco años. El segundo, por su parte, pretendía ser tratado como lo que es, un indiscutible titular y una solución en cualquiera de las líneas del Barcelona. Consolidado como lateral diestro, sigue siendo un centrocampista capaz de jugar también como extremo debido a su gran comprensión del juego barcelonista, valores que ponen de manifiesto la importancia de no dejar de mirar jamás a la Masía, como sucedió con Luis Enrique.

"Para que los del filial vengan con el primer equipo deben demostrar nivel suficiente" explicó a finales de la temporada pasada después de que el fútbol formativo tuviera que reinventarse completamente a raíz de la sanción de la FIFA por las irregularidades en el fichaje de menores extracomunitarios. El nuevo modelo está hoy más consolidado que entonces y, a pesar de los malos resultados del filial en su regreso a Segunda División, Ernesto Valverde está contando con varios jugadores que pueden seguir los pasos de Piqué y Roberto.

Aleñà, el único jugador del filial que tuvo cierta continuidad con el técnico asturiano, la mantiene con el 'txingurri', que incluso está dando minutos a Jose Arnaiz siempre que puede. Oriol Busquets también ha visto aumentada su cuota de presencia y en la recámara se mantiene el lateral zurdo Marc Cucurella y el delantero Abel Ruiz, una de las sensaciones de la selección española sub17 que ganó la pasada Eurocopa con él de capitán. Para todos ellos, saber que el club estará dispuesto a retribuirles como cracks de talla mundial si demuestran serlo, igual que han hecho Piqué y Roberto, merecedores sin discusión de la mejora contractual de su vínculo con el Barcelona y ejemplos irreprochables de lo que tienen que aprender los nuevos valores de la Masía si quieren triunfar en el primer equipo.

Cerrar