Martin Demichelis en GOAL: sus inicios en River, su vida en el Bayern y lo que aprendió de Guardiola y Pellegrini para ser entrenador

Martin Demichelis 052021Getty

Martin Demichelis ha estado entrenando a la Reserva del FC Bayern Munich durante más de un año. En una entrevista con GOAL y SPOX, el jugador de 41 años habla sobre su trabajo actual y recuerda su juventud en Argentina y los primeros días como jugador en Munich.

Qué es mejor para un entrenador de Reserva: ¿formar jugadores o salir campeón?

Demichelis: Por supuesto que estamos tratando de convertirnos en campeones. Pero la prioridad es desarrollar el talento. Después de la temporada pasada, ocho de nuestros jugadores se convirtieron en profesionales en diferentes clubes. Estoy orgulloso de eso. Para mí, como entrenador, es una buena sensación. También tenemos muchachos interesantes en el equipo actual. Pero necesitamos paciencia. Hemos marcado bien hasta ahora, pero no hemos jugado tan bien como me gustaría.

Completaste tu formación de entrnador en Italia. ¿Por qué? ¿Qué te falta?

Demichelis: He jugado en Argentina, Alemania, Inglaterra y España. Pero el fútbol italiano siempre me ha interesado. Italia tiene defensores sobresalientes. Los ejercicios de entrenamiento más interesantes para los defensores provienen de Italia. Quería conocer esta cultura del fútbol. El año pasado estuve en la escuela de formadores en Coverciano durante tres días al mes, seguido en junio por tres semanas intensivas de ocho horas al día cada una. A principios de septiembre tomaré mi examen final.

DemichelisGetty

Se dice que el Arminia Bielefeld trató de contratarte durante el último mercado. ¿Cuándo vas trabajar como entrenador de un primer equipo?

Demichelis: Mi contrato con el FC Bayern es hasta el próximo verano y disfruto mucho trabajar aquí. Pronto tendré mi licencia UEFA Pro y, por lo tanto, también los requisitos formales para poder entrenar a un primer equipo de fútbol profesional. Veremos cuando se trata de eso.

Has trabajado con muchos grandes entrenadores a lo largo de tu carrera como jugador. ¿Quién te inspiró más?

Demichelis: Estoy agradecida por trabajar con todos. Si tengo que hablar de cada entrenador, nos sentamos aquí durante una semana entera. Desafortunadamente, nunca he trabajado con Pep Guardiola, pero soy un gran admirador suyo. Tiene un gran impacto en el fútbol. Podrías reconocer a un equipo de Guardiola independientemente de las camisetas que estén en la cancha.

¿Crees que eso todavía se aplica a los equipos de otros entrenadores?

Demichelis: También reconocería a un equipo de Manuel Pellegrini en diferentes camisetas. Trabajé con él en River Plate, Málaga FC y Manchester City. No solo destaca como entrenador, sino también como persona.

¿Qué tan cercano es tu intercambio profesional con Julian Nagelsmann?

Demichelis: Julian y su cuerpo técnico son muy abiertos e intercambiamos ideas regularmente. Trato de ver cada sesión de entrenamiento que tiene Julian. Si no llego a tiempo, consigo el video más tarde. Julian tiene un gran interés en dar oportunidades a nuestros jugadores jóvenes. Conoce el nombre de pila de todos los sub-19 y jugadores de Reserva. Creo que eso es genial.

¿Cómo es Nagelsmann como entrenador? ¿Cómo trabaja?

Demichelis: Me fascina su energía. Da muchas órdenes, pero también se involucra en discusiones con sus jugadores. Quiere menos fases largas de posesión del balón, pero quiere ponerse cerca del área lo más rápido posible.

¿La filosofía de juego del actual entrenador profesional del FC Bayern influye en su trabajo y en el de los entrenadores de la cantera?

Demichelis: Todos los entrenadores del Bayern de Múnich trabajan según el mismo principio: defendemos el fútbol dominante. Cada entrenador puede elegir él mismo el sistema táctico. Muchos de nuestros oponentes en la liga regional solo juegan con balones largos. Esta es quizás la mejor idea para sus equipos. Pero como técnico suplente del Bayern, no puedo jugar con esa táctica. Eso no hace nada por el desarrollo de los chicos.

¿Cuál es el procedimiento cuando un jugador de tu equipo entrena con los profesionales?

Demichelis: A veces, Julian necesita un jugador para una determinada posición. A veces se permite que un jugador se presente independientemente de su posición después de que se haya desempeñado muy bien con nosotros. Siempre lo decidimos juntos. Por ejemplo, antes del viaje a USA le sugerimos que llevara consigo a David Herold.

Nagelsmann DemichelisImago Images

Entrenaste a Gabriel Vidovic, que desde este verano forma parte permanente del equipo profesional. ¿Qué lo distingue?

Demichelis: Gabi tiene unas cualidades futbolísticas increíbles. Pero quizás su mayor fortaleza es su carácter. Tiene una mentalidad increíble. Una vez le preguntaron a Diego Simeone qué tipo de jugador prefiere y dijo: el inteligente. Gabi es un chico muy inteligente con un ambiente paciente. Muchos talentos son presionados demasiado pronto por sus padres, amigos, asesores o patrocinadores. Ese no es el caso con él. Es un joven con los pies en la tierra.

¿Cuál es su posición ideal?

Demichelis: Es muy flexible en ataque, puede jugar por las bandas y por el medio. Los jugadores inteligentes como él pueden adaptarse a todos los sistemas.

¿Cuál es su primera impresión del muy promocionado fichaje Lovro Zvonarek?

Demichelis: Hace un año y medio estuvo aquí para una prueba. Cómo se ha desarrollado mientras tanto es genial. Se integró muy rápido y ya habla bien alemán.

Los dos no deberían tener demasiadas oportunidades con los profesionales al principio, la liga regional puede no desafiarlos. ¿Recomendaría las ofertas de préstamo de Vidovic y Zvonarek?

Demichelis: Para mí, no somos un equipo de la liga regional, somos el segundo equipo del FC Bayern. Esto es otra cosa. Nuestros talentos pueden entrenar en el mismo campo de entrenamiento que los profesionales, a veces incluso con ellos. Aquí pueden competir regularmente con Joshua Kimmich, Leon Goretzka, Lucas Hernández o Dayot Upamecano. Philipp Lahm, David Alaba y Toni Kroos solo hicieron su aparición en nuestro primer equipo después de su cesión. Pero, en general, creo que estos talentos no deberían abandonar el Bayern demasiado pronto.

Llegaste al Bayern procedente de River Plate en 2003 con 22 años. ¿Cómo se produjo el cambio?

Demichelis: Mi representante en ese momento, Adrian de Vicente, había jugado con Ottmar Hitzfeld para Grasshoppers Zurich cuando fue futbolista. Los dos se mantuvieron en contacto y cuando Ottmar era entrenador del Bayern de Múnich, Adrián me recomendó. Luego, un ojeador del FC Bayern vino a Argentina una vez al mes durante un año para observarme. Como todo el mundo estaba convencido, Karl-Heinz Rummenigge y Wolfgang Dremmler llegaron en noviembre de 2002. Fue una gran sensación que esta leyenda del fútbol viniera a Argentina solo por mí. Mi representante me lo contó dos días antes. Hasta el partido, me llamaba cada pocas horas y me preguntaba: "¿Qué comiste? ¿Dormiste bien? ¿Cómo estás?".

¿Cómo fue ese partido?

Demichelis: Le ganamos 4-0 a Racing Club y me fue bien. Media hora después del pitido final, mi representante me dijo que Rummenigge quería reunirse conmigo al día siguiente. Comimos juntos y me hizo una oferta. Dos semanas más tarde volé a Munich para un chequeo médico y me cambié en el verano.

¿Qué tan rápido te instalaste en Munich?

Demichelis: El primer año fue difícil para mí porque vine a Munich solo y sin familia. En River jugaba con amigos. No con conocidos, con amigos de verdad. Ya nos conocíamos de la academia. Después de cada entrenamiento salíamos a comer juntos, dormíamos una o dos horas y luego disfrutábamos de la tarde juntos. En el Bayern todos se iban solos a casa después del entrenamiento.

¿Qué le sorprendió en Alemania?

Demichelis: En el bus, todos los jugadores solían jugar con sus teléfonos. En algún momento le pregunté a Claudio (Pizarro, nota del editor): "¿Qué haces ahí?". Él dijo: "Escribo un mensaje de texto". Eso no existía en Argentina en ese momento, solo podíamos hacer llamadas telefónicas.

¿Cómo fue tu primera visita al Oktoberfest?

Demichelis: Cuando era chico, mi papá tenía una licorería pero nunca me ha interesado el alcohol. De hecho, bebí mi primera cerveza aquí en Munich en el Oktoberfest. Todos bebieron una. Así que pensé en darle una oportunidad también. En Baviera, beber cerveza es un poco de cultura. Eso fue difícil de entender para mí al principio. Cuando aterricé en Munich por primera vez, eran las seis de la mañana y vi a una señora de aproximadamente 70 años en el aeropuerto comiendo una salchicha blanca y bebiendo una cerveza. No podía entender eso.

¿Cómo viviste el ambiente en el Oktoberfest?

Demichelis: Me encantó el ambiente. Todos beben mucha cerveza, celebran con entusiasmo, pero casi todos permanecen en paz.

De niño y adolescente, ¿tuviste que ayudar en el negocio de bebidas de tu padre?

Demichelis: Claro, yo ya transportaba cajas de bebidas cuando tenía 14 años. Durante este tiempo aprendí una buena actitud de trabajo. Mi padre siempre decía: "Podés hacer bien o mal un trabajo, pero el tiempo es el mismo. ¡Así que hazlo bien!". Creo que es por eso que llegué a ser futbolista profesional. Además, siempre vendía algo para ganar dinero para botines o camisetas de fútbol: periódicos, helados o huevos.

Durante su tiempo en el FC Bayern, Uli Hoeneß fue primero entrenador y luego presidente. ¿Cómo lo experimentaste?

Demichelis: Nunca he conocido a nadie con un corazón más grande. Podría contar miles de historias sobre él, pero una en particular se me queda grabada. Después de mi primera derrota con el FC Bayern, quería ir del vestuario al bus. Luego vino Hoeneß y dijo que primero debería escribir algunos autógrafos para los fans. No lo podía entender, si vas a tus propios hinchas en Argentina después de una derrota, podés llegar a escuchar algún insulto o reclamo. Pero él me empujó, los fanáticos estaban muy felices, y sobreviví (risas).