Mara Gómez, la primera futbolista trans en "Pateando Prejuicios", una producción de GOAL: transfobia, machismo, discriminación, violencia y cómo el fútbol le salvó la vida

Mara Gómez se convirtió en la primera jugadora transgénero del fútbol femenino de la Argentina el 7 de diciembre de 2020, el día que saltó a la cancha como delantera de Villa San Carlos. Semanas antes, ya se había convertido en profesional en los papeles cuando fue autorizada a jugar en el campeonato femenino de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA). Tras un ardua pelea para conseguir la autorización y luego de muchos obstáculos en su vida, la delantera está por cumplir los dos años en actividad y hoy forma parte del plantel de Estudiantes de La Plata.

Mara Gomezvbarcaracool

El fútbol y la sociedad avanzan. En el último tiempo pusimos en jaque viejas costumbres arraigadas y empezamos a ser más igualitarios. Dentro de ese cambio, se destacan los “game changers” que nos permiten alcanzar nuevas conquistas y romper hegemonías de género.

"Pateando prejuicios" es una producción de GOAL en Español y consiste en una serie de entrevistas en primera persona con personajes que fomentan la inclusión en el mundo del fútbol. En cada episodio, invitaremos a lxs protagonistxs a patear tiros libres hacia un arco que estará intervenido con frases difamatorias y negativas, prejuicios o insultos que recibieron en sus carreras. Ellos elegirán cada frase y explicarán por qué quieren “patearlas” para cambiar el juego que tanto amamos. Estas entrevistas tienen el objetivo de visibilizar el sacrificio, las luchas y las conquistas de esos jugadoras y jugadores que pelean por los derechos LGBT+, fomentan la inclusión social de las minorías y ven en el fútbol una herramienta para igualar las oportunidades para todxs.

En el primer episodio, Mara Gómez, habla de transfobia, su autoconcepción, el daño que producen las redes sociales y del día en que se liberó e hizo "el gol de la trava".

pateando prejuicios episodio 1

Discriminación

Tuvo que ver con mi autoconcepción, esto de ser una chica trans y cuáles son los límites dentro de nuestra sociedad. Por las costumbres, la postura, la religión y como esto nos va excluyendo de las oportunidades como estudiar o algo tan simple como hacer deporte. Las limitaciones y todo lo que uno tiene que cumplir para pertenecer a un ámbito común, a mí en mi ámbito como futbolista.

Machismo

Es una relación de poder. Una cuestión de género, sexo y binarismo. El género y el sexo del hombre siempre fueron empoderados, superiores. Tenemos que ir rompiendo esa costumbre de que hay que cumplir ciertos roles y conductas para poder ser y pertenecer y demostrar que según la mentalidad con lo que nacemos qué es lo que tenemos prohibido y que es lo que tenemos permitido hacer. El machismo es algo actuado que no representa a nadie y que hay que romperlo.

Desigualdad

Es la falta de oportunidades. La falta y mejoras de condiciones para el fútbol femenino, como por ejemplo que los del masculino puedan vivir del deporte y lxs del femenino no puedan vivir, tengan que trabajar, estudiar y hacer otras cuestiones además de dedicarse al fútbol profesional. Estas son algunas de las cosas que marcan la desigualdad dentro del deporte profesional.

Violencia

Es lo que nos toca vivir a las personas que pertenecemos al colectivo LGBT. Estar pagando costos constantemente para que nos de la oportunidad de vivir una vida digna. La oportunidad de estudiar, trabajar, tener una familia, hacer deporte. Las violencias están en todo nuestro entorno pero principalmente en las instituciones, como por ejemplo el costo que me toca pagar por mi cuerpo para poder jugar al fútbol: una contra hormonización, una terapia hormonal que, la verdad, me deja por debajo de las igualdades. Violencia es eso, la falta de oportunidad y la equidad que falta dentro de cualquier ámbito social.

En las redes sociales recibo un montón de discriminación, insultos, agresiones, que afectan emocionalmente a una persona que trata de salir adelante y que todos los días se tiene que cruzar con un montón de obstáculos y limitaciones por una cuestión de sexualidad, de ser uno quién quiere ser.

Transfobia

El día que yo debuté sentí un desahogo, sentí que me saqué un peso de encima y que logré algo que no creí que iba a poder lograr. Algo que me parecía imposible. Es muy difícil poder pensar a una chica trans dentro de lo que es el fútbol, un deporte que siempre se consideró que solo el hombre podía practicarlo y como las que no pertenecíamos a ese género o a ese sexo teníamos que pagar costos para poder ser y pertenecer. Ser una chica trans dentro de este ambiente fue muy difícil para poder llegar. Significó años de lucha para todo el colectivo y es el principio de nuevas oportunidades para un montón de generaciones. Siempre lo digo, el fútbol me salvó la vida, el fútbol fue una contención, fue y es TODO. Más allá de la competencia, es algo que uno ama hacerlo y que es parte de su vida. Creo que esto abre oportunidades a un montón de generaciones de nuestro colectivo que siempre ha sido vulnerado, violentado, discriminado y excluido. Para mi la transfobia tiene que ver con ir rompiendo los paradigmas y las perspectivas heterohegemónicas y empezar a ver dentro de la sociedad con una visión más desestructurada ¿no?. Que dejemos de pensar que solo existen dos géneros o dos sexos y que hay que cumplir una conducta o una norma para poder ser "normal".

EL DÍA QUE LE GRITÓ UN GOL A SU EX CLUB

Yo se que dentro del fútbol hay muchos folklores que dentro del femenino lo quieren replicar. Por ejemplo no gritar un gol a un equipo al cual estuviste. Yo creo que no está mal desde otra perspectiva, pero desde la mía creo que fue un desahogo ese gol (jugando para Estudiantes convirtió su primer gol en el futbol profesional a su ex equipo Villa San Carlos). Se pudo haber dado en cualquier partido y se dio en ese. Nunca lo hice con mala intención. Me fui de Villa San Carlos y es el club que me abrió las puertas y estoy eternamente agradecida. Se malinterpretó, para mí fue el gol de la diversidad, de la libertad, el gol de una "trava" (sic). Fue el gol de una futbolista trans, el grito de gol fue justamente eso; logramos una victoria, logramos romper con algo y dentro del deporte se tienen que empezar a romper esas estructuras machistas que existen en el fútbol masculino y que no pasan en el fútbol femenino. Que podamos disfrutarlo sin violencia, sin discriminación y sin insultos para poder disfrutar de esto tan hermoso que es el deporte. Sin rivales creo que no habría competencia, hay que entender que hay que quererlas.