Luis Suárez: “Lloré cuando supe que el Barça me quería"

Comentarios()
Getty Images
El delantero uruguayo relata cómo llegó al conjunto blaugrana y que temió que no le quisieran tras el mordisco del Mundial.

Luis Suárez ha explicado en una entrevista concedida a El Periódico cómo se fraguó su fichaje por el Barcelona y que lloró cuando supo que lo que querían.

"Lloré. Estaba en el  Mundial. Hablaban de mí, pero hasta el Mundial no supe nada del Barça. Tampoco estaba Luis Enrique. Estaba en la habitación, me llamó Pere y no lo podía creer. Me empezó a hablar y no me lo creía...", comentó. 

Todas las noticias del Barcelona

Temió que el fichaje se trucara tras el mordico a Chiellini: "A mi mujer no se lo dije en el primer momento porque sabía cómo se pondría de los nervios. Se lo comenté cuando habían avanzado algo las cosas. Y cuando pasó lo del Mundial, me asusté mucho. Pere me llamó para decirme que estuviera tranquilo, que el Barça me seguía queriendo. Me llamó Zubi también. Me acuerdo de que el rato que hablé con Andoni me lo pasé llorando porque no podía creer que me seguían queriendo. El Barça fue un gran impulso para recuperar".

Siempre soñó con jugar en el Barça: "Cuando mi novia vino acá. Hay un periodista uruguayo que todavía me dice que nunca olvidará verme acudir a los entrenamientos del Nacional, con 16 años y una mochilita gris con el escudo del Barça. Es la época de Ronaldinho, de Samuel, Andrés ya está, Deco... Una época impresionante. Más ganas de venir me daban. Por eso dije al firmar que cumplía un sueño. Era mi sueño venir al Barcelona pese a que hubo propuestas de otros equipos que no quise ni escuchar".

La última hora del mercado de fichajes

Los duros comienzos sin poder jugar: "A veces, miro fotos y vídeos de aquellos días en que permanecí encerrado en un gimnasio mini de diez por diez con Juanjo buscando lugares para ir a correr sin que te descubra la prensa… Lo pasé mal. Delfina veía jugar al Barça y preguntaba: '¿Papi, por qué no estás vos con ellos?'. Le expliqué la situación, sin mentirle, para que la digiriera".

No pudo tener ni presentación: "Había visto presentaciones de otros jugadores con el estadio lleno... La verdad es que me inquietaba el momento en el que te dan el balón y lo tienes que dominar sin que se te caiga al suelo, ja, ja, ja. Me habría gustado vivirlo pero ya pasó".

Cerrar