Noticias En vivo
Campeonato Mundial de Clubes

Las figuras de Rusia 2018: En busca de la perfección

12:23 ART 9/11/17
Cristiano Ronaldo Portugal
A Cristiano Ronaldo sólo le queda ganar un Mundial para tener una carrera ideal. Su única contra para ser indiscutible: ser contemporáneo de Messi.

Cuatro Champions League, tres Mundiales de Clubes, tres Premier League, dos ligas españolas, una Eurocopa y la lista sigue. Es el máximo anotador histórico de la rica vida de Real Madrid. Es decir que, para ostentar semejante atributo, dejó atrás las cifras de jugadores como Raúl González, Alfredo di Stéfano, Carlos Santillana, Ferenc Puskás y Hugo Sánchez, entre otros. Es también el máximo goleador histórico de Portugal. Los números de Cristiano Ronaldo, especialista en romper récords, parecen ser de otro planeta. Ya carecen de cualquier análisis coherente. Él y Lionel Messi hicieron una competencia extraterrenal, digna de una ciencia ficción que ni la industria cinematográfica se animó a inventar. Los humanos juegan al fútbol; ellos, en cambio, juegan a algo más.

Guía del Mundial: todo lo que hay que saber

En Rusia, CR7 participará de su cuarto Mundial (en caso de marcar un tanto, alcanzará a Uwe Seeler, Pelé y Miroslav Klose, como los únicos jugadores que anotaron en cuatro mundiales distintos). Es el trofeo que le falta ganar para llegar a esa perfección que tanto desea su vanidad. ¿Será en 2018 su última posibilidad? En 2006, escaló hasta las semifinales (eliminado por la Francia de Zidane). En 2010, se quedó en octavos de final, tras perder contra la España que sería campeona del mundo. Y en 2014, no pudo pasar la fase de grupos (Alemania y Estados Unidos, los clasificados). Estar en la cima del mundo, a nivel Selección, es su gran cuenta pendiente, ya que, en 2016, pudo alzar la Eurocopa, la primera –y única- para su país.

Está claro que a Cristiano no le asustan los desafíos y sabe cómo transformar lo imposible en posible. Cuando tenía 15 años, tuvo que someterse a una cirugía en el corazón, debido a que “latía demasiado rápido cuando estaba en reposo”, reconoció su madre, Dolores Aveiro. Ya como profesional, en Manchester United heredó el 7 del histórico capitán David Beckham, y terminó brillando tanto que Real Madrid tuvo que abrir la billetera en 2009 y pagar 80 millones de libras por su pase (el traspaso más caro de la historia, en ese entonces). En el club blanco de la capital española, heredó el 7 del histórico capitán Raúl, aunque tampoco le pesó, superando todas las cifras del atacante español. Y en Portugal heredó el 7 del histórico capitán Luis Figo: la realidad, otra vez, se puso de su lado para dejar al ex-Barcelona y ex-Real Madrid en un escalón más abajo.

“Cristiano Ronaldo hace un gol y te vende un shampoo”, declaró Diego Armando Maradona para describir otra faceta del astro europeo. De su figura, el portugués supo crear un marketing sin precedentes. Quizá, quién sabe, lo hizo para ganar una apuesta que empezó en la escuela. “Aún recuerdo cuando mi maestra me decía que el fútbol no daba de comer”, contó el delantero en más de una ocasión. También, con los años, supo vencer a aquella profesora.