La sana costumbre de Sergio Ramos: meter goles en las finales

Comentarios()
¿Quién diría que juega de defensor? El andaluz marcó en dos Champions, en dos Mundiales de Clubes y en dos Supercopas de Europa.

Saltó sin marca, anticipándose a rivales y a compañeros para cabecear solo y anotar el tercer gol de Real Madrid frente a Al Ain. Nadie se sorprendió, está claro: Sergio Ramos, pese a jugar como central, tiene la sana costumbre de anotar goles en las finales.

Ya lo hizo en la Champions League de 2014 (aquel famoso gol en el minuto 93 para igualar el partido ante Atlético de Madrid) y de 2016 (también frente al Atlético). Ya lo hizo en el Mundial de Clubes de 2014 (a San Lorenzo). Y lo hizo además en dos Supercopas de Europa: 2016 (contra Sevilla) y 2018 (nuevamente contra el Atlético). El andaluz se agranda en los partidos decisivos y se convierte en un goleador temible.

Por algo, además, con la camiseta de Real Madrid, ya suma 20 títulos y está apenas a tres trofeos de alcanzar a Francisco Gento, el máximo ganador de la Casa Blanca.

Próximo artículo:
Municipal sigue renovando el Manuel Felipe Carrera
Próximo artículo:
Suchitepéquez continúa saldando sus deudas
Próximo artículo:
Sanarate, con la mente en Malacateco
Próximo artículo:
Enzo Herrera y Orlando Osorio, refuerzos de Malacateco
Próximo artículo:
Alexander Larín continuará su recuperación en México
Cerrar