Noticias En vivo
CONMEBOL Libertadores

Héctor Tapia paga la deuda de Guede

00:24 ART 25/5/18
Héctor Tapia
El actual DT de Colo Colo logró avanzar a octavos en la Libertadores 2018, dejando atrás los nefastos registros de su antecesor en el certamen.

Colo Colo visitaba a Atlético Nacional con el triunfo en mente para avanzar a octavos de final en la Copa Libertadores y con el honor en juego. Sin embargo, rescató un punto que le sirvió para meterse en la ronda de los 16 mejores, algo que no lograba hace 11 años.

Pero además de la hazaña de lograr el boleto a la siguiente fase, el cuadro albo tuvo otro motivo más para festejar: Héctor Tapia logró pagar la deuda internacional que dejó su antecesor, Pablo Guede. El argentino salió de la banca técnica de los de Macul sin poder sumar un triunfo en el certamen internacional y Tito, en su segundo periplo por Macul logró revertir los paupérrimos resultados del ex San Lorenzo y que se arrastraban desde hace más de una década.

El argentino, en 2017 por la segunda fase, logró un empate y una derrota ante Botafogo: igualó 1-1 en el Estadio Monumental y en la vuelta, terminó 2-1 en Río de Janeiro. Y en la edición de 2018, arrancó con una derrota ante Atlético Nacional, una paridad ante Bolívar, en la altura de La Paz y la caída ante los de Fabián Bustos, equipo que dio la sorpresa en el reducto de Macul con una anotación de Fernando Arismendi y un autogol de Carlos Carmona.

En el global, el conjunto Popular no sumó victorias internacionales de la mano de Guede y Tapia, se quedó con dos triunfos (ante Bolívar y Delfín) y un empate con sabor a victoria frente a los colombianos en el Atanasio Girardot.

Cabe recordar que el exdelantero dirigió a los de Pedrero en la edición de 2015. En dicha instancia, su equipo no accedió a la ronda de los ocho mejores sólo por diferencia de goles tras rematar con 9 puntos en el grupo que compartía con Independiente Santa Fe, Atlético Mineiro y Atlas.

Luego de cuatro años fuera de este torneo, el elenco de Tapia regresó al certamen continental con un triunfo en calidad de anfitrión sobre el cuadro brasileño por 2-0, con goles de Felipe Flores y Esteban Paredes.

Este resultado hace soñar a la fanaticada alba que espera volver a ser protagonista al igual que en 1991, año en que se consagró como el único equipo chileno en levantar el trofeo. Gremio, Cruzeiro, Santos, Corinthians, Palmeiras, Atlético Nacional, Libertad o River, son sus próximos escollos.