Es momento de hablar ya del ‘Real Madrid de Zidane’

Comentarios()
Getty Images
El técnico cierra su tercera temporada como técnico merengue con su tercera Champions consecutiva y es el momento de que le reconozcan el mérito.

OPINIÓN

Zinedine Zidane cumplió este 2018 su tercera temporada como técnico en la élite del fútbol europeo y en sólo tres años como entrenador suma tres títulos de la UEFA Champions League en el Real Madrid.

"A Zidane muchas veces se lo menosprecia"

Sin embargo, buena parte de la crítica viene restando méritos al técnico francés con dos argumentos diferentes: muchos consideran que sólo tiene suerte, la célebre flor de Zidane y otros que es simplemente un alineador que elige a jugadores sin incidencia táctica. Sin embargo, Zidane es el primer técnico en ganar tres Champions consecutivas y parece complicado que estos tres éxitos se deban sólo a una flor o a un jardín botánico.

La descripción más gráfica la hizo su ex compañero Steve McManaman: "No le dan suficiente mérito. Se hizo cargo de un equipo disfuncional en dificultades. Los jugadores no estaban contentos antes de llegar él y ahora ha ganado dos Champions. Si lo estuviera haciendo Pep Guardiola, la gente estaría cantando desde los tejados".

No es mentira que la primera Champions que conquistó el galo en 2016 tuvo dosis de fortuna en los sorteos (Roma, Wolfsburgo y Manchester City) y también en los partidos, ya que en la final se impuso en la tanda de penaltis al Atlético. Sin embargo, en 2017 y 2018 el camino no fue ni mucho menos sencillo al dejar en el camino a Nápoles, Bayern Múnich (dos veces), Juventus (dos veces), Atlético de Madrid, PSG y Liverpool, ocho rivales y todos ellos han sido primeros o segundos en sus ligas a excepción de los ingleses.

Muñoz, Zidane y los entrenadores del Real Madrid con más títulos

El artículo sigue a continuación

En cuanto a su calificación de alineador, Zidane desterró ese tópico en 2017 cuando consiguió que absolutamente todos los jugadores de su plantilla fueran importantes la temporada pasada para ganar LaLiga y la UEFA Champions League, e incluso tuvo la personalidad de dejar en el banquillo en la final de la Champions a una de sus estrellas como Gareth Bale. Además pasó de jugar con un 4-3-3 a hacerlo con un 4-2-3-1 que volvió más consistente a su equipo.

Esta temporada, su periplo por LaLiga ha estado lejos de ser brillante pero ha conquistado la Supercopa de Euorpa, la de España y el Mundial de Clubes con gran autoridad. Este curso le ha faltado fondo de armario tras las marchas de James Rodríguez y Morata pero la gestión de las eliminatorias de la Champions ha vuelto a ser de sobresaliente.

Ante el PSG brillaron jugadores llamados a ser secundarios como Asensio y Lucas Vázquez jugando con un 4-4-2, ante la Juventus fue el turno de un soberbio Cristiano Ronaldo volviendo al 4-2-3-1, mientras que contra el Bayern de Múnich en semifinales y en la final apareció Benzema, un jugador que ha mantenido siempre como titular a pesar de las críticas que le ha costado. Para la final fue el turno de rescatar a Bale tras un año en el ostracismo y volvió a acertar tras del doblete del galés. ¿De verdad Zidane es sólo un alineador con mucha suerte o la envidia por sus éxitos no permiten valorar su mérito?

Cerrar