El último casting de Zidane

Comentarios()
GIUSEPPE CACACE/AFP/Getty
El Real Madrid inicia el stage de pretemporada en Estados Unidos con varias tareas pendientes: desde el diseño final de la plantilla, hasta el sistema

El Real Madrid viajó este martes a Montreal para iniciar la primera fase de su pretemporada. Que irónicamente coincide con la última fase del casting de Zidane. El técnico galo aterrizó en marzo, con la pasada temporada aún en marcha, pero ya sin nada en juego. Fue entonces cuando empezó su casting particular: para diagnosticar los males que habían llevado al equipo a completar una de sus peores temporadas en muchos años y, a su vez, para evaluar a los jugadores con los que quería contar de cara a la próxima campaña. Ahora, después de dos meses con el club totalmente inmerso en el mercado de fichajes, es momento de afrontar la última fase del casting. Es momento de intentar apuntalar por fin la plantilla que se quedará con el enorme reto de devolver al Real Madrid a pelear por todo el próximo curso.

Así las cosas, y una vez se ha hecho un trabajo a destajo en las oficinas del Santiago Bernabéu, en esta última fase del casting cabe analizar la situación de algunos jugadores en la lista de transferibles cuyas salidas se han atascado. Como las de Keylor Navas, Gareth Bale o Isco Alarcón. Hasta qué punto es viable que pudieran permanecer en la plantilla. Y de igual manera, hasta qué punto es necesaria la llegada de Paul Pogba, que es el último refuerzo que queda por hacer. Es, seguramente, de los objetivos más importantes de todos los que afronta Zidane en Estados Unidos. Todos ellos son grandes nombres, con una influencia importante en el vestuario, y es ahora el momento justo para terminar de dar un empujón definitivo a esas cuatro operaciones (el mercado de fichajes cierra en Inglaterra el 8 de agosto además).

De igual manera, hablando de nombres sobre la mesa, es momento de tomar decisiones sobre jugadores cuya presencia está en el alambre. Futbolistas que el Real Madrid quiere conservar, pero cuyo rol todavía no está definido al 100%. Los casos más claros son los de Rodrygo y Takefusa Kubo. Ambos podrían alternar el primer equipo con el Castilla, y será en este stage en Estados Unidos donde Zidane podría tomar mejor nota que nunca para evaluar a ambos en el ambiente que se encontrarían a lo largo de la temporada. 

El artículo sigue a continuación

Es una situación similar a la de Brahim Díaz, cuya juventud invita a que salga cedido (el Getafe así lo solicitará), pero su talento y su desparpajo al final del curso pasado dicen que podría ser muy útil para el equipo blanco. El caso es que hay exceso de extremos en la actual plantilla, y que todos ellos estarán presentes desde el primer día de pretemporada, con lo que situaciones como la del malagueño, la de los propios Rodrygo, Kubo, o incluso la de Lucas Vázquez deberán quedar claras durante la gira estadounidense. 

Asimismo, en esta última fase del casting será momento de dar forma no sólo al estilo que quiere Zidane para su equipo, sino también al sistema a utilizar. Ya el propio técnico deslizó al final de la pasada temporada que podría intentar nuevos dibujos más allá de su tradicional 4-3-3. En función de cómo se vayan adaptando los jugadores nuevos y de cómo quede configurada finalmente la plantilla con esos últimos retoques por dar, el técnico blanco podría amoldar su equipo a un 4-2-3-1 o un 4-3-1-2 para aportarle más variedad al Real Madrid.

El equipo blanco estará en tierras americanas durante casi tres semanas completas, hasta el 28 de julio. En ese tiempo se enfrentará en la International Champions Cup a Bayern Múnich, Arsenal y Atlético. Entonces regresará a Madrid para la última fase de la pretemporada, que incluye la Audi Cup en Múnich y, tal y como pretende el propio club blanco, la celebración del Trofeo Bernabéu en la capital española

Cerrar