El monstruo Asensio despertó en Leganés

Comentarios()
Getty Images
El Real Madrid se adelanta en la eliminatoria con un gol postrero del mallorquín (0-1) tras un partido correcto pero sin brillo. Como el curso pasado

OPINIÓN

El monstruo despertó en Leganés. El monstruo Marco Asensio, concretamente. Y es que un gol suyo de incalculable valor pone por delante al Real Madrid en la eliminatoria copera. Justo cuando todo el mundo del fútbol seguía preguntándose cuándo aparecería la mejor versión de los blancos, el joven jugador blanco hizo saltar la banca con un gol en escorzo que hace respirar aire fresco a los blancos. Por fin. 

El partido empezó una hora antes del saque inicial, en realidad. Cuando se publicó el once de Zidane. Una alineación en la que repetían todos los jugadores menos habituales de la plantilla. Tan sólo Carvajal y Varane hacían acto de aparición, cuando era de esperar que el técnico blanco pudiese mezclar jugadores del equipo A y el equipo B. La Copa del Rey ha pasado a ser prioritaria para los blancos y se enfrentaban a un Primera de los correosos. Quién sabe si a este Madrid no le vendría bien a estas alturas que la frescura de unos y la experiencia de otros casaran sobre el césped, visto que ninguno de los equipos por separado están dando la talla. Zidane no lo entendió así.

El artículo sigue a continuación

Resultó un partido serio y correcto para los blancos con estos ingredientes. El Leganés cumplió con su rol de toda la temporada, fiable y eficiente con sus armas. Ahí no había incertidumbres de ningún tipo. La duda residía en este inestable Madrid… al que le faltó brillo una vez más. Es decir, también lo de siempre. No se le pueden poner muchos peros (más allá de la falta de gol), pero tampoco se hace acreedor nunca de más focos y medallas que las justísimas. 

Los Llorente, Lucas, Asensio, Ceballos, Mayoral y compañía hicieron bien su trabajo. Sólo les faltó ese factor diferencial que gana los partidos. No llegó por ningún lado. De ahí que Zidane probase en la segunda parte con Isco y Modric (Nacho tuvo que salir al cuarto de hora por lesión de Vallejo), aunque los dos mediocampistas tampoco trajeron luz al lienzo de claroscuros. Casi al contrario. Porque como en todas las segundas partes de los blancos, esta vez también el Leganés tuvo sus chances: un chut al larguero de Marcos Llorente en propia puerta, y un chutazo de volea de Beauvue dentro del área que sacó Casilla oportunamente.

Fue sólo al final, cuando el Real Madrid logró perforar la portería. En el minuto noventayRamos. Como solía hacer la temporada pasada. Quién sabe si no es el mejor síntoma para una posible recuperación total del convaleciente gigante blanco. Los chicos de Zidane toman ventaja para la vuelta en el Santiago Bernabéu… y eso en el caso de este Real Madrid actual es mucho decir ya.

Cerrar