Noticias En vivo
Real Madrid

El dato que demuestra que el Madrid, sin Cristiano, es menos Madrid

16:05 ART 17/2/19
James Rodríguez - Cristiano Ronaldo Bayern - Real Madrid Champions League 2018

Antes de que llegase Cristiano Ronaldo al Real Madrid, el conjunto blanco, durante la temporada 2008-09, cuajó una pésima Liga, llegando a perder hasta un total de 10 partidos. Esos números se mejoraron muchísimo después de la llegada del crack de Madeira, al punto que sus goles le dieron una regularidad aplastante al Madrid. Por ejemplo, en la primera Liga de Cristiano en el Madrid, el Real sólo perdió en 4 encuentros, el mismo número que en su segundo campeonato en España.

De hecho, el mejor registro madridista en la última década corresponde a la tercera Liga con CR7 como futbolista del Madrid, ya que los merengues fueron campeones perdiendo sólo en dos ocasiones en toda la Liga, una cifra récord.  En los años siguientes, con Ronaldo todavía en sus filas, el Madrid logró unas cifras ligueras notables, cediendo sólo 5 derrotas en 2012-13, otras 5 en 2013-14, un total de 6 en 2014-15, 4 en 2015-16 y un total de 3 en 2016-17, lo que le sirvió para ser campeón.

La temporada pasada el Madrid vio cómo su número de derrotas, incluso teniendo a Cristiano, se elevaba hasta las seis. Claro, que eso fue a final de temporada. El Madrid actual, sin CR7 y sus goles, todavía no ha acabado el mes de febrero y ya contabiliza un total de 7 derrotas en Liga, una cifra tremenda, que incluye 4 tropiezos como forastero y hasta 3 en su propio feudo. Sin Cristiano, el Madrid alcanza sus peores registros en LaLiga.  En las 9 temporadas completas de Cristiano con la camiseta blanca, el Madrid jamás encajó 7 derrotas en Liga. Ahora, apenas en febrero, el Madrid ya lleva 7 tropiezos.

Los números son preocupantes para el Real Madrid que, en lo que al torneo de la regularidad se refiere, está muy lejos de dominar el torneo en los últimos diez años, ya que sólo ha sido capaz de ganar 2 Ligas, por detrás del Barcelona, que domina con 7 títulos de las últimas 10 Ligas. De ahí que la derrota ante el Girona sentase como un tiro en el Bernabéu.