El adiós de un crack: Pablo Aimar se despidió del fútbol

Comentarios()
Estudiantes Rio Cuarto oficial
El cordobés, que dejó el fútbol en 2015, volvió a las canchas a sus 38 años para despedirse con el club donde nació.

Dos años y medio después de ponerle punto final a su carrera profesional,  Pablo Aimar se dio el gusto de volver a pisar una cancha de fútbol para despedirse definitivamente de su gran amor, la pelota . Y lo hizo nada menos que junto a su hermano, Andrés, en el club de su ciudad, Estudiantes de Río Cuarto, y en un partido oficial.

El exjugador de River, retirado de la actividad desde mediados de 2015 tras no ser tenido en cuenta por Marcelo Gallardo para las instancias finales de la Copa Libertadores -que terminó ganando el club de Núñez- fue titular en el choque de vuelta por Copa Argentina entre el club donde se formó y Sportivo Belgrano de San Francisco tras la caída 1-2 en el primer encuentro.

Ante una multitud, entre la que se encontraba hasta Marcelo Bielsa, quien lo dirigió en la Selección argentina, el Payasito terminó redondeando una noche inolvidable: disfrutó de los 50 minutos que jugó hasta que lo reemplazaron en el complemento, concretó el sueño de compartir cancha con su hermano y se despidió del fútbol a lo grande.

Finalmente, pese a la presencia del ídolo, Estudiantes no pudo remontar la serie y quedó eliminado de la Copa. Sin embargo, a Aimar nadie podrá quitarle la felicidad porque, además de haber tenido su partido despedida, concretó el sueño de compartir cancha con su hermano.

Cerrar