Noticias En vivo
Á. Di María

Di María, el crack que Central compró por 26 pelotas

11:50 ART 30/6/18
Angel Di Maria France Argentina World Cup 30062018
El Canalla nunca le pagó a El Torito por Fideo, que con su golazo ante Francia volvió a demostrar toda la calidad que tiene en sus botines.

Esta es la historia de un pibe que nació en La Cerámica, un humilde barrio de Rosario. El nene era muy hiperactivo, no paraba de correr por toda la casa. Su madre, preocupada, decidió seguir los consejos de un médico y lo llevó a jugar la pelota en El Torito, un club pequeño ubicado a pocos metros de su casa en la calle Perdriel. Toda la energía que tenía debía ser descargada de alguna forma. Lo que no sabía la señora Diana Hernández es que el destino tenía grandes planes para su pequeño , poseedor de una zurda prodigiosa y de una gambeta característica de esos jugadores diferentes.

Angelito no tardó en brillar con la camiseta de El Torito, club con el que marcó nada menos que 64 goles. Los entrenadores y los espectadores que iban a observar los partidos quedaban asombrados con la facilidad con que el flaquito eludía rivales y mandaba la pelota al fondo de la red. Hasta que, tras su extraordinaria actuación en una final de un torneo infantil contra Rosario Central, el Canalla no dudó ni un segundo en comprarlo. Jorge Cornejo, presidente de El Torito, pidió 26 pelotas a cambio para reforzar los escasos recursos del club. Todavía están esperando por las pelotas... 

Sin embargo, la llegada del crack de la calle Perdriel a las inferiores de Rosario Central significó un serio problema para su familia por cuestiones de distancia. El trayecto a las instalaciones del Canalla era bastante largo, pero la mamá de Fideo asumió la responsabilidad y se encargó de llevarlo a los entrenamientos. Después de ayudar a su esposo en la carbonería, Diana Hernández llevaba en bicicleta al pequeño Ángel Fabián en un viaje que demoraba alrededor de media hora . El sacrificio valió la pena.

Tras un paso irregular en las categorías inferiores del club, Ángel Zof sorprendió a Di María al convocarlo para la última fecha del Torneo Apertura 2005, ante Independiente. Era la oportunidad que tanto había esperado: debutar en la máxima categoría del fútbol argentino. Luego de cobrar su primer dinero importante, le retribuyó a sus padres todo lo que habían hecho por él. " Lo primero que hice fue regalarles una casa y la verdad es que estoy muy feliz porque pude darles ese lujo. Poder devolverles todo lo que hicieron por mí es algo que me hace disfrutar" , contó con orgullo.

A la temporada siguiente, Zof fue incluyendo de a poco a Di María en el primer equipo. Su rendimiento llamó la atención de Hugo Tocalli, quien no dudó en convocarlo al Mundial Sub 20 de Canadá. Y, si bien comenzó como suplente, Fideo terminó ganándose un puesto en el once titular, siendo uno de los jugadores más destacados del certamen. Después de brillar con el seleccionado argentino, Benfica, que le ganó la batalla al Rubin Kazán ruso, terminó fichándolo por 6 millones de dólares. Tras firmar con el club luso, Di María, sin pensarlo, llamó a su padre y le pidió que cerrara la carbonería.

Di María se convirtió en uno de los mejores jugadores de la Superliga y uno de los más codiciados en el mercado de pases. Real Madrid, como es habitual, se movió más rápido que el resto y pagó 25 millones de dólares por el mediocampista  Con el conjunto blanco alcanzó su mejor versión, especialmente jugando como volante por izquierda bajo las órdenes de Carlo Ancelotti. Sin embargo, en Madrid tuvo altibajos en su vida personal por la salud de Mía, su hija, que nació prematura a los seis meses de gestación. Para fortuna de todos, la nena superó los inconvenientes y se encuentra en perfecto estado.

Después de ganar la Champions League siendo el más destacado de su equipo en la final ante Atlético de Madrid, Ángel no recibió el trato que esperaba del conjunto español y se mudó a Old Trafford para jugar con Manchester United , club que pagó más de 80 millones de dólares por su traspaso  Pese a que llegó con ganas de demostrar su calidad, Di María no tuvo la mejor relación con Louis van Gaal, entrenador en ese entonces de los Red Devils, y su primer año en la Premier League fue una verdadera pesadilla.   PSG, confiado en recuperarlo, desembolsó otros 67 millones de dólares Y así, el zurdo se transformó en el jugador más caro de la historia, sumando todas sus transferencias

Atrás quedaron los viajes en bicicleta que parecían eternos. Di María, ese jugador por el que Central se comprometió a pagar 26 pelotas, es uno de los mejores pagos del mundo . Aquel nene hiperactivo que corría en la calle Perdriel, ahora lo hace en las mejores canchas del planeta. Eso sí, la ilusión y la humildad se mantienen intactas en Fideo , que disfruta jugar al fútbol como lo hacía en la cancha de El Torito. Y sí, la sigue rompiendo como cuando jugaba con El Torito. Si no lo creen, miren el golazo que le hizo a Francia en los octavos de final del Mundial Rusia 2018 .