Noticias En vivo
Boca Juniors

De Verón a Beckenbauer: los ídolos que se volvieron dirigentes

16:06 ART 5/12/19
Riquelme Boca Juniors
Si su lista gana las elecciones de este domingo en Boca, Riquelme podría sumarse al grupo de futbolistas que luego ocuparon cargos administrativos.

Para seguir ligados al mundo del fútbol una vez que se termina su carrera dentro de los campos de juego, muchos futbolistas eligen dedicarse a la dirección técnica, ya sea a nivel profesional o en categorías formativas. Otros, en tanto, se dedican a la gestión deportiva y ocupan cargos en Secretarías Técnicas, como mánagers, captadores de talentos o similares. Sin embargo, hay otros -los menos- que prefieren mantenerse en el ambiente de la pelota desde lugares administrativos: son los que meten los pies en el mundo de la política y ocupan cargos dirigenciales.

Si bien en las distintas partes del mundo los clubes se organizan de diversas maneras (asociaciones civiles, sociedades anónimas, etcétera), a lo largo y ancho del planeta hay diversos ejemplos de grandes ídolos que pasaron a ocupar puestos directivos una vez que finalizaron su trayectoria futbolística. A esa lista podría agregarse este domingo Juan Román Riquelme, quien se convertirá en vicepresidente segundo de Boca si la lista que encabezan Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini se impone en las elecciones.

A continuación, Goal repasa los casos anteriores.


JUAN SEBASTIÁN VERÓN


El caso más actual de todos. Después de ganar la Copa Libertadores y ser dos veces campeón local, la Brujita se retiró a mediados de 2014 y a los pocos meses, en octubre de ese mismo año, se impuso en las elecciones por sobre otra gloria del Pincha, Carlos Salvador Bilardo, y se convirtió en el presidente de Estudiantes de La Plata. Actualmente, Verón transita su segundo mandato luego de haber sido reelecto en 2017, con la particularidad de que durante ese mismo año volvió al fútbol profesional y durante algunos meses cumplió el doble rol de dirigente y jugador. Bajo su presidencia, el club logró edificar su nuevo estadio en la histórica ubicación de 1 y 57.


DANIEL PASSARELLA


El otro antecedente importante en el fútbol argentino no terminó nada bien. El Kaiser, que era considerado una de las más grandes glorias de la historia de River, ganó las elecciones de 2009 por apenas seis votos por sobre Rodolfo D'Onofrio y completó el ciclo de haber sido futbolista, entrenador y presidente del club. Sin embargo, como directivo estuvo muy lejos de poder igualar los éxitos que había conseguido en su faceta deportiva y, a mediados de 2011, el Millonario descendería a la B Nacional por primera vez en sus más de 100 años de existencia. Tras el fracaso de su gestión, Passarella ni siquiera se presentó para buscar la reelección a fines de 2013 y actualmente se encuentra a la espera del inicio de un juicio oral, acusado por irregularidades en el club durante su mandato.


JAVIER ZANETTI


El caso del Pupi es distinto al de los otros argentinos, porque su llegada a la vicepresidencia de Inter no tuvo que ver con el voto popular, sino que el suyo es un cargo rentado al que accedió en 2014 por designación del entonces dueño del club Erick Thohir, en reconocimiento a sus casi 20 años de trayectoria en el Neroazzurro, en los que ganó cinco veces seguidas la Serie A y se consagró campeón de la Champions League. En 2016, Zanetti renovó su vínculo con el club del Milán "de por vida" y mantuvo su puesto cuando el grupo chino Suning se hizo con la mayoría de las acciones de la institución.


FRANZ BECKENBAUER


Al igual que Passarella, el Kaiser alemán también hizo el recorrido completo de jugador, entrenador y presidente, con la particularidad de que lo realizó tanto en Bayern Munich como en la Federación Alemana, de la que fue vicepresidente entre 1998 y 2010. Beckenbauer, que forjó su leyenda como futbolista con cuatro Bundesligas, tres Copas de Europa y una Intercontinental, fue luego campeón del torneo alemán y de la Copa UEFA como DT y luego fue electo presidente del club en 1994, con la particularidad de que durante un tiempo coincidió su cargo dirigencial con su última etapa como director técnico del club bávaro. Permaneció en el cargo de manera ininterrumpida hasta 2009 y durante su mandato el club se afianzó como uno de los más poderosos del planeta. Tras su salida, Beckenbauer fue nombrado "presidente honorario" y fue sucedido por otra antigua gloria del club, Uli Hoeness, quien llevaba 30 años como director de operaciones y se retiró del cargo este año luego de una década al frente de la institución.


KARL-HEINZ RUMMENIGGE


El histórico delantero es otro hombre clave en el organigrama de Bayern Munich, del que es Director General desde 2002. Como futbolista, ganó dos Bundesligas, dos Copas de Alemania, dos Copas de Europa y una Intercontinental, pero su labor como directivo ha sido quizás más importante que la que tuvo como futbolista. Rummenigge, que es la cabeza de FC Bayern München AG, una sociedad filial del club que se encarga de administrar el patrimonio del club y el estadio Allianz Arena, ya anunció que dejará su cargo en 2021, cuando será reemplazado por otra gloria del club, Oliver Kahn.


UWE SELLER


Después de haber jugado toda su carrera profesional en Hamburgo, donde actuó entre 1954 y 1972, ganó dos títulos y marcó 404 tantos para convertirse en el segundo máximo goleador de la historia de Alemania, Seeler llegó a la presidencia de su amado club en 1995. Sin embargo, la historia no tendría final feliz: apenas dos años y medio después de haber asumido, el ex delantero renunció en medio de un escándalo financiero del que se hizo responsable, aunque no había tenido implicaciones en las irregularidades, cometidas por otros directivos.


ROBERTO DINAMITE


Después de haber jugado más de mil partidos en Vasco da Gama y de anotar 708 goles para convertirse en el máximo artillero histórico del club, Dinamite es considerado el más importante ídolo en la historia del Almirante, una posición que sólo puede discutirle Romario. Tras su retiro como futbolista se dedicó a la política y llegó a ser diputado de Río de Janeiro, hasta que en 2001 comenzó a involucrarse en la política del club para enfrentar al entonces presidente Eurico Miranda: luego de perder dos elecciones entre acusaciones de fraude, en 2008 el ex delantero finalmente llegó a la presidencia de Vasco. Sin embargo, su gestión no fue lo exitosa que se esperaba: el equipo descendió en el primer año de su mandato, pero aún así fue reelecto en 2011. Luego de una nueva pérdida de la categoría en 2013, no pudo presentarse para un tercer ciclo.


MAHMOUD EL-KHATIB


El-Khatib no es una figura muy conocida por estos lares, pero es considerado uno de los mejores futbolistas de la historia de Egipto a partir de sus logros en Al-Ahly, donde jugó durante toda su carrera, entre 1972 y 1988, marcó 199 goles y logró consagrarse campeón local en 10 oportunidades, además de haber ganado dos veces la Copa de África. El ex delantero es actualmente el presidente del club, cargo al que llegó en 2017 y que ya había sido ocupado por otra gloria de la institución, Saleh Sliem, entre 1992 y 2002.


ZLATAN IBRAHIMOVIC


El del sueco es el caso más particular de todos. Si bien todavía continúa su carrera futbolística, en noviembre de este año el delantero se convirtió en uno de los copropietarios del Hammarby, uno de los clubes más importantes de su país. La noticia no fue para nada bien recibida por los hinchas del Malmö, el equipo donde se formó Zlatan y que tiene una importante rivalidad con el conjunto verdiblanco: la estatua de Ibra frente al estadio fue atacada horas después de que se conociera la noticia.