Cómo el Barcelona y el Real Madrid dejaron escapar a Mbappe

Comentarios()
Getty Images
El delantero francés fue relacionado con los grandes del fútbol español pero finalmente acabó en el PSG. ¿Cómo ocurrió?

Primero fue Neymar y luego Kylian Mbappe. El Paris Saint-Germain conmocionó al mundo del fútbol en agosto al firmar no uno, sino a dos de los delanteros más cotizado del mundo. Mientras tanto, Barcelona y el Real Madrid solo podían mirar.

El lunes, Mbappe ganó el premio Golden Boy al mejor jugador joven del mundo, lo que hace que sea aún más sorprendente que los dos grandes del fútbol español no hicieran todo lo posible por ficharlo.

Josep Maria Minguella, un agente con estrechos contactos con el Barça, afirmó la semana pasada que el club catalán podría y debería haber comprado Mbappe. "Lo tenían en sus manos cuando Neymar se marchó al PSG. Hablé con su padre. El niño, cuando supe que Neymar se iba, dijo que solo quería jugar para el Barça. Que no quería ir a París, ni a Madrid, por la BBC", comentó en la Cadena COPE.

Real Madrid Ronaldo Bale Benzema

Minguella también añadió que Mbappe estaba "loco de contento" por la idea de jugar con Lionel Messi, pero puntualizó que "el Barça solo estaba pensando en Dembele. Dembele, Dembele, Dembele".

La última parte, al menos, es cierta. Cuando los blaugrana se enteraron de la marcha de Neymar al PSG, el club identificó sus objetivo en el mercado, Dembele y Philippe Coutinho.

Dembele, segundo en la lista del Golden Boy, sí llegó como parte de una transferencia cifrada en 105 millones de euros, pero que podría llegar a los 150 ‘kilos’. La idea era fichar a un jugador que fuera más un extremo que un centro delantero y el jugador del Borussia Dortmund parecía más maduro y encajaba mejor en el perfil.

El Barça también presionó a Coutinho hasta el final del mercado y la idea era firmar a un jugador que podía jugar  como delantero y también de centrocampista con el fin de dar descanso a Andrés Iniesta. Los catalanes fueron rechazados hasta tres veces y podrían volver a insistir para cerrar esta operación.

HD Ousmane Dembele Barcelona

Minguella es un personaje franco y sus palabras deben tomarse con calma, sobre todo porque también utilizó la misma entrevista para atacar al presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu. La verdad es que Mbappe, aunque fue tenido en cuenta por la directiva del Barça, nunca fue realmente un objetivo para los catalanes el verano pasado. Y el entrenador Ernesto Valverde también dijo que creía que no había ninguna posibilidad de fichar a Mbappe en ningún caso.

Al final, el Madrid tampoco siguió su interés inicial en Mbappe. Los campeones de Europa estaban entusiasmados con el jugador y, durante su gira de pretemporada en Estados Unidos, el entrenador Zinedine Zidane dijo: "Es un jugador muy bueno. Tiene 18 años y tiene personalidad. Pero no es mi jugador, así que no puedo decir nada más ".

Mbappe tiene a Ronaldo como ídolo y pasó un tiempo en Madrid cuando tenía 14 años, pero optó por el Mónaco. Hubo contactos nuevamente el verano pasado entre el padre del jugador y el Real, pero le preocupaba la competencia con la ‘BBC’.

El artículo sigue a continuación

El Madrid consideró vender a Gareth Bale para facilitarle la llegada a Mbappe, pero el Manchester United en realidad nunca siguió su interés y el extremo galés no dio ninguna indicación de que quisiera irse. Mientras tanto, el PSG estaba presionando mucho para fichar a Mbappe.

Kylian Mbappe France

En última instancia, fue la demanda salarial del jugador lo que hizo retroceder a Madrid. Mbappe gana alrededor de 18 millones de euros libres de impuestos por año en el Parque de los Príncipes y cuando el Real Madrid se enteró de la oferta salarial del PSG, el club no estuvo dispuesto a romper toda su estructura salaria para pagarle más que a cualquier jugador de su plantilla exceptuando a Ronaldo.

Por lo tanto, Mbappe le dijo al Mónaco que solo quería ir al PSG y dejó al actual campeón de Francia sin otra opción que negociar con los parisinos. Y finalmente, la transferencia se realizó, inicialmente como una cesión, con una futura opción de compra obligatoria por un total de 180 millones de euros que se pagarán el próximo verano.

"Para mí, el PSG era el proyecto que me iba a permitir desarrollarme. Aprender mientras ganas y ganar ya. Solo tenemos una carrera, y va rápido", comentó u jugador que acaba de empezar y que en el futuro podría volver a cruzarse en el destino del Real Madrid y el Barcelona.

Cerrar