El "Messi coreano": Barcelona, a la espera de la explosión de Seung Woo Lee

Comentarios()
Kmib
El asiático, de gran rendimiento en el Mundial Sub 20, demuestra potencial en las juveniles, aunque aún no está para el plantel superior.

A Seung Woo Lee se le conoce como 'el Messi coreano' aunque su progresión, después de pasarse tres años sin jugar a raíz de la sanción de la FIFA al Barcelona tras las irregularidades en el fichaje de menores extracomunitarios, se ha visto truncada y desde su regreso todavía no ha podido mostrar todo su potencial, aunque la evolución es ascendente desde que cumpliera los 18 en enero de 2016 y reapareciera en un partido oficial.

Hoy tiene 19 años y esta temporada, la primera que disputa completa tras la sanción, ya se le ha visto más cómodo en el esquema de Gabri , tanto en el aspecto físico como en el táctico. El mundo del fútbol, y más especialmente la selección de Corea del Sur, espera mucho de él. "Es un jugador distinto a todos" suele decir de él su entrenador, consciente de que su talento es algo innato, algo que no se puede aprender, que se tiene o no se tiene. Y Lee lo tiene. Habrá que ver si su ostracismo durante tres años coarta su progresión. El año que viene será jugador del filial.

En el Mundial Sub 20, Lee comienza a llamar la atención del mundo.   Barcelona, mientras tanto, tiene paciencia con una de sus joyas, así como espera también por Aleñá, Mboula o Busquets.

Así lo describió Gabri, su entrenador: "Un jugador muy interesante, distinto, con su punta de velocidad y además es muy inteligente, siempre está donde debe".

De carácter revoltoso, los que le conocen aseguran que debe aprender a gestionar la pasión con la que vive el fútbol. Como Messi, Lee declinó abandonar el Barcelona y esperar lo necesario para jugar en el club que quería, pese a la larga sanción. Gabri explica que "tiene la cabeza muy bien amoblada y no tiene prisa, su predisposición a alternar con los compañeros es muy buena".

Mientras trabaja y se entrena para perfeccionarse (mejorar su físico, adaptar aún más su juego a la escuela catalan, hacer más fuerte su mentalidad), Lee no duda: “Sé que puedo jugar en el primer equipo si elijo otro club, y yo había recibido ese tipo de ofertas, pero mi sueño es jugar para el Barcelona , que es el mejor club del mundo. Sólo eso me convertirá en el mejor jugador del mundo. Estoy feliz aquí y estoy jugando recientemente de forma regular”.

Cerrar