Alfaro, a una firma de Boca: ¿cómo le fue cuando dirigió en San Lorenzo?

Comentarios()
Télam
Gustavo tuvo un olvidable paso por el Ciclón en la temporada 2005/06: con un buen plantel, logró apenas una pobre mitad de tabla.

Si en Boca hay algo que no sobra en este momento, es tiempo: el Xeneize regresará a los entrenamientos el jueves 3 de enero en Casa Amarilla -antes de partir rumbo a Cardales- y, por eso, 24 horas antes firmará su contrato y será presentado el nuevo DT, Gustavo Alfaro, un hombre formado desde el Ascenso y con experiencia sobrada en clubes "chicos". Pero, ¿y en los "grandes"?

El Lechuga, como le dicen por las calles de Rafaela, tuvo un breve paso por San Lorenzo durante la temporada 2005/06, en lo que fue su única prueba en uno de los cinco equipos más importantes del fútbol argentino. Debutó en agosto de 2005 con un triunfo ante Vélez por 3-2 y se fue un 5 de febrero del 2006 tras caer en el Libertadores de América contra Independiente. Fueron 22 partidos, de los que ganó ocho, empató cinco y perdió nueve.

Tuvo un inicio interesante, en el que estuvo invicto durante las primeras siete fechas de aquel Torneo Apertura '05 (4V, 3E), con victorias ante Boca por 3-2 en el Nuevo Gasómetro o una goleada por 4-0 a Rosario Central en Arroyito.  Pero todo comenzó a desmoronarse a partir de aquella octava jornada, cuando cayó por 2-0 en su visita a Instituto en Córdoba: fue un cúmulo de golpes, entre los que se destacan un 1-5 ante River en el Monumental, un 0-5 ante Banfield en el Florencio Sola y un 1-4 ante Colón de local.

Alfaro San Lorenzo PS

El artículo sigue a continuación

Terminó noveno, con 28 puntos, y entre sus logros podrá anotarse que continuó el sendero que marcó Héctor Veira, su antecesor, con algunos juveniles del club, como Hernán Peirone, Darío Bottinelli y Jorge Ortiz. Además, tras comprarle el pase a Genoa, le dio algo más de lugar a un joven Ezequiel Lavezzi, que terminó el campeonato con ocho gritos, pocos tantos por debajo del máximo anotador de ese certamen. En el plantel también contaba con hombres de experiencia como Sebastián Saja, Jonathan Bottinelli, Paolo Montero, Adrián González y Eduardo Coudet.

Por poner otros experiencias en equipos "grandes" -a falta de un mejor adjetivo-, Alfaro tuvo un olvidable paso por Rosario Central un tiempo después de su exitosa campaña en Arsenal (14 partidos, dos victorias, dos empates y 10 derrotas) y, paradójicamente, consiguió revancha en Huracán: terminó cuarto en la Superliga 2017/18, con 48 puntos en 27 partidos, y logró meter al Globo en la Libertadores.

Casi 13 años después, Gustavo tendrá otra oportunidad. Será su turno de saber aprovecharla.

Cerrar