La importancia de tener a Messi

Comentarios()
Getty
Que el futuro de Neymar y la falta de compromiso de Dembélé no eclipsen la mejor noticia que puede recibir el Barcelona: el rosarino ya está listo.


EDITORIAL

Desde que Leo Messi marcó su primer gol oficial con la camiseta del Barcelona, el primero de mayo de 2005 ante el Albacete, el cuadro azulgrana ha cantado 2093 redes, el 29% de las cuales, 603, han llevado la firma del rosarino. Su ascendencia no ha dejado de crecer, especialmente desde que el verano de 2008 Pep Guardiola le entregó el 'diez' barcelonista, del que ya no se ha separado. Desde entonces Messi ha marcado en 561 ocasiones de las 1743 que ha celebrado el Barcelona. Es decir, que el 32% de los goles azulgrana han sido por obra y gracia de su estrella . Una salvajada.

Sirvan estos datos intachables para certificar, una vez más, la indiscutible dependencia que tiene, ya no el Barcelona sino todo el barcelonismo, de la inspiración del rosarino. Porque la noticia de esta semana, más allá de los dimes y diretes -siempre discutibles- alrededor del futuro de Neymar Da Silva, incluso más allá de la enésima negligencia de Ousmane Dembélé -nadie puede decir que, tras dos años, el club no sabe quién es y cómo vive- y de la lesión de Luis Suárez, es el regreso de Messi ante el Betis. El miércoles por la tarde ya se ejercitó con el resto de sus compañeros con total normalidad .

Así, y según ya adelantó Goal el pasado martes, el rosarino estará listo para reaparecer ante el Betis en el que supondrá su primer partido oficial esta temporada, la decimosexta desde su debut a las órdenes de Frank Rijkaard. Nada ni nadie puede desviar la atención del Camp Nou el próximo domingo, pues. Messi estará de vuelta y el Barcelona, aunque no pueda contar con Dembélé y Suárez, sí tendrá a disposición a Antoine Griezmann. El retorno del rosarino y la posibilidad de mezclarse por primera vez con el francés con el objetivo de enderezar el rumbo tras perder en San Mamés son lo único que tiene que preocupar al barcelonismo. Y de Neymar hablamos otro día que Messi no sea noticia.

Cerrar