Noticias En vivo
Polonia v Colombia

En busca de una idea perdida hace demasiado tiempo

10:30 CLT 23-06-18
James Rodríguez
La Selección Colombia repitió su formación solo una vez en los últimos 22 partidos. Una idea de la falta de continuidad del proceso.

Dos mediocampistas para recuperar, una línea de tres adelante y un delantero suelto. Tres mediocampistas defensivos y tres arriba. Dos para recuperar, dos para jugar y dos para atacar. Lo único que tuvo continuidad en los últimos dos años en la Selección Colombia es la línea de cuatro defensores. A José Pekerman nunca se le ocurrió probar con tres centrales y dos laterales volantes por la banda, por ejemplo. Y hasta ahí llega la continuidad, lo previsible. En el medio del Mundial y a punto de quedar afuera en caso de no conseguir un buen resultado ante Polonia, la Tricolor va en busca de una idea que se perdió hace mucho tiempo.

Polonia vs. Colombia: todo lo que hay que saber

La Selección Colombia solo repitió la formación una vez en los últimos 22 partidos. Fue en un momento clave en las Eliminatorias sudamericanas. Pekerman apostó por un XI agresivo para enfrentar a Brasil, en la 16° jornada. Y, aunque el equipo no tuvo un rendimiento inolvidable, sí cumplió con un empate que le sirvió para sumar. Ante Paraguay, en la siguiente fecha, el entrenador argentino apostó por los mismos once y la cuestión casi termina en tragedia. Perdió 2 a 1 y a punto de quedar afuera del Mundial.  

El problema con el que se enfrenta la Selección Colombia, más allá de la expulsión de Sánchez y la lesión de James que lo deja en duda para cada encuentro, está en la falta de continuidad.

Ante Japón, probablemente el partido más importante de la Tricolor en los últimos años, arrancaron de titulares cuatro jugadores que casi no habían tenido participación desde el arranque: Lerma, Moijca, Izquierdo y Quintero. El equipo lo pagó con un partido en el que dio la sensación de vacío, de no saber qué era lo que debía hacer.

Los cambios de nombre en cada partido derivan en la falta de concepto. ¿Colombia es un equipo de posesión? Probablemente no. ¿De contraataque? Tampoco. ¿De transiciones rápidas? Quizás. 

En la Copa América 2016, el 4-2-3-1 era una fija. Luego, durante las Eliminatorias, empezaron los cambios. Contra Paraguay, en la ida, probó con tres volantes centrales: Sánchez, Aguilar y Barrios. Arriba, Cuadrado, Bacca y Muriel. Contrá Perú, en la última jornada de las clasificatorias, probó con un evidente 4-4-2 con Zapata, un nombre que hoy ni siquiera figura en la lista.  

En el camino quedaron nombres muy importantes en el proceso, como Cardona o Chará. Pero lo que quedó en el camino para Colombia fue una idea, una continuidad, una forma de jugar a la que el proceso 2010-2014 no le faltó. Contra Polonia, la Tricolor tendrá que sacar mucho de alma propia de la naturaleza del jugador más que apoyarse en un funcionamiento que nunca aprieta la misma tecla.