El pecado que Isco nunca cometió

Comentarios()
getty Images
El malagueño aún no ha sido titular con Solari tras una recuperación interrumpida e incompleta. Lopetegui le pidió forzar para jugar el Clásico.

OPINIÓN

Dentro de toda la complejidad que tiene, resulta irónico comprobar cómo el fútbol apenas tiene dos aliados. Uno se llama gol. Y el otro se llama victoria. A la larga, todo lo que sucede en este deporte no puede perdurar si no va de la mano de ambos compañeros de viaje. Hay miles de ejemplos de condenados sin haber cometido ni un pecado capital en el fútbol, simplemente por no haber encontrado los resultados. Sin ir más lejos, a día de hoy en el Real Madrid asoma uno tras la esquina: Isco Alarcón. 

Sin el malagueño en ninguna de las cuatro alineaciones de Solari, el club blanco ha sumado cuatro victorias consecutivas que le han sacado de una crisis que amenazaba con hacer temblar los cimientos de la Casa Blanca. Con el malagueño en los dos últimos partidos de España, el combinado de Luis Enrique ha quedado fuera de la Final Four de la Nations League, confirmando la necesidad de todavía más impulsos. La ecuación que a día de hoy manejan algunos aficionados y analistas es simple: la vida es mejor sin Isco. Por esto es por lo que no juega con Solari. Pero el resultado a la incógnita no cuadra. Esa cruz no se corresponde con el pecado cometido.

El pecado fue caer víctima de una apendicitis que no sólo le obligó a perderse cuatro partidos con el Real Madrid y la llamada de octubre con La Roja, sino que le mantuvo sin poder hacer ejercicio durante dos semanas. Parado. Literalmente. Con lo que eso implica para un deportista de élite. El pecado fue que Julen Lopetegui le pidió forzar su recuperación para estar ante el Barcelona, según confirmó Goal, dada la crisis galopante de resultados y la importancia del malagueño en sus esquemas. El pecado fue que Isco recortó una semana los plazos más optimistas y volvió a los campos sin estar al 100% físicamente. Ante el Levante, el Viktoria y el Clásico (justo cuando se cumplía un mes de la operación). Un desgaste adicional, alterando su plan de recuperación, y contraproducente a la postre. Pues ese sacrificio le ha traído consigo las críticas del gran público cuando no ha actuado al nivel que acostumbra. Apedreado públicamente cuando sólo quería redimir a su entrenador moribundo y a su necesitado equipo.

Tal fue el esfuerzo que un mes después de su reaparición ante el Levante, a día de hoy, Isco sigue sin estar al tope de sus condiciones físicas siquiera. Entrena cada vez mejor. Se siente cada vez mejor. Cierto. Solari lo percibe hoy. Igual que percibió acertadamente la necesidad de que se recuperase completamente sin forzar la máquina cuando llegó al banquillo blanco. De ahí que no fuese titular en ninguno de los cuatro primeros partidos con el argentino en la banca. Pero cada vez queda menos para verle en el once de Solari. Porque su calidad y su compromiso están fuera de toda duda en el club, aunque haya quien sí dude más allá de los muros del Santiago Bernabéu. 

Las múltiples ofertas que siempre fueron rechazadas no han caído en saco roto. Tampoco la voluntad de amoldarse a los intentos de sus entrenadores de reubicarle por cualquier zona del campo. Ancelotti quiso convertirle en el nuevo Seedorf, sin ir más lejos. Ni tampoco se ha pasado por alto, por supuesto, el talento exhibido desde que llegó al Real Madrid, especialmente cuando el equipo estaba en malos momentos, todos sus compañeros lucían en tonos grisáceos y se agarraban a Isco cual clavo ardiendo. El jugador que ocupó el lugar del heredero Bale en ‘su’ final de Champions en Cardiff. Ahora que está tan de moda el carro en el equipo blanco, el malagueño nunca escatimó a la hora de tirar del mismo. Siempre obligado a reivindicarse muy por encima de lo que se demandaba a otros, nunca levantó tampoco la voz si no era para clamar contra los críticos. 

Nadie lo olvida en el club. Nadie lo puede olvidar fuera del mismo. Porque con él en el Real Madrid, el fútbol merengue también se ha aliado con el gol y con la victoria. Y lo volverá a hacer. Pronto.
 

Próximo artículo:
Torneo Fox Sports: equipos, fixture, posiciones, TV y todo lo que hay que saber
Próximo artículo:
Clausura 2019: Todas las altas y bajas de los equipos de la Liga MX
Próximo artículo:
Millonarios derrotó al América y la final será un Clásico Bogotano
Próximo artículo:
Cristian Insaurralde podría dejar al América tras el interés de Newells
Próximo artículo:
Vela: "Soy del Real Madrid de siempre"
Cerrar