Nacho Fernández, el jefe de la defensa

Comentarios()
Getty
Sobresalió justo el día que más lo necesitaba el Real Madrid, con muchas bajas en defensa. Fue el que más balones interceptó del partido.

ANÁLISIS


El Real Madrid llegaba al partido ante el Sevilla con muchas necesidades en defensa. Y es que faltaban por sanción Carvajal, Sergio Ramos y Casemiro (también el canterano Tejero), a lo que había que sumar la baja por lesión de Raphael Varane, con Jesús Vallejo también ‘tocado’. El panorama no era para nada halagüeño esta semana. Pero el equipo blanco supo compensarlo. De dos maneras, principalmente: una, con goles; y dos, con Nacho Fernández como el jefe absoluto de la zaga.

Y eso que el buen hacer del internacional español dejó de ser sorpresa hace ya mucho tiempo. Pero ante el Sevilla todavía dio un paso adelante más. Por un lado, en ataque, tardó tres minutos en marcar el 1-0 que encarrilaba la victoria con un gran gesto técnico dentro del área. Y por otro lado, en defensa, se erigió en un auténtico muro incapaz de ser derribado. Con una autoridad, concentración y efectividad superlativas. 

Sus datos al final del partido son incontestables: cinco intercepciones -el que más del partido-, siete recuperaciones y un remate bloqueado. Todo ello, aderezado además con apenas tres faltas cometidas y un 98% de precisión en los pases. Si este sábado el Sevilla fue incapaz de sacar rédito de las numerosas bajas en defensa que arrastraba el Real Madrid fue, en parte, por lo cuesta arriba que se le fue haciendo el partido. Obvio. Pero antes de todo eso, con el partido más igualado, fue en gran medida por la actuación estelar de Nacho Fernández, jefe indiscutible de la defensa blanca. En cualquier momento y en cualquier circunstancia.

Cerrar