Higuaín y Juventus no se ayudan

Comentarios()
Al Pipita le tocó batallar con dos de los mejores centrales del mundo y no desentonó, aunque fue más jugador de equipo que 9 de área.

En el encuentro entre Juventus y Real Madrid por la ida de los octavos de final de la Champions League uno de los focos principales pasaba por ver la producción de Gonzalo Higuaín, exdelantero merengue y actual artillero de la Vecchia Signora. Al argentino se lo critica por su baja producción goleadora en su selección y esta era su chance de demostrar porqué es uno de los mejores puntas del mundo.

En el primer tiempo se vio al Pipita metido entre Varane y Sergio Ramos, con mucha movilidad alrededor del área para que sus marcadores pierdan referencia y, así, facilitarle espacios a las subidas de Dybala y Douglas Costa. Pivoteó mucho y con eficacia; de hecho, el 90% de sus pases fueron acertados, un promedio altísimo para tratarse del último tercio del campo, donde los espacios son más reducidos. 

Además, generó dos chances de gol para sus compañeros y realizó el único tiro al arco de su equipo en esos primeros 45 minutos que exigió lo mejor de Keylor Navas para mantener el cero

El artículo sigue a continuación

En el segundo tiempo su equipo se cayó a pedazos tras el 0-2 y la expulsión de Dybala, algo que el Pipita sintió. Si bien a un centrodelantero se lo juzga principalmente por sus goles, lo de Higuaín fue puro trabajo para el equipo y le aportó despliegue a un ataque aislado y caótico, preso de la desesperación por empatar un encuentro que desde los tres minutos de juego fue favorable al Merengue. 

En total, Pipita totalizó 2 remates a portería (los únicos de Juventus), registró un 77,8% de precisión en los pases y recibió 4 faltas. El próximo miércoles, Higuaín volverá al Bernabéu para intentar la heroica. ¿Podrá gritar, al menos, un gol contra su exequipo y romper una racha de cinco encuentros -incluyendo los dos de la Selección- sin gritos? 

Cerrar