Estadio Azul, en renta para 'cascaritas' entre amigos

El futbol mexicano constantemente muestra situaciones inverosímiles, pero que de alguna u otra forma pueden hacer realidad. En esta ocasión, el Estadio Azul es el foco de la atención, ya que el recinto puede ser utilizado para cascaritas a pesar de tener balompié profesional cada semana.

Tras la salida de Cruz Azul de la Ciudad de los Deportes en la capital mexicana, el estadio albergó futbol americano, eventos de entretenimiento o privados, entre otros. Ahora, el Atlante regresó a la que por mucho tiempo fue su casa para jugar en la Liga de Expansión, pero el inmueble sigue en renta para el público en general.

De acuerdo con Mediotiempo, la Liga Catalana de Futbol tiene un acuerdo con los dueños del estadio para jugar partidos amateurs semana tras semana. Es decir, un grupo de personas puede organizarse y por la módica cantidad de 7 mil pesos mexicanos, disputar un encuentro de 90 minutos en una cancha profesional.

Aunado a ello, quienes renten el inmueble pueden solicitar un paquete extra por 2 mil pesos que les incluye la grabación del cotejo con cámaras profesionales y un dron, para las tomas aéreas. De esta manera, podrán sentir toda la experiencia y olvidar que están en una cascarita cualquiera.

Por supuesto, existen reglas para entrar al césped de los Potros de Hierro. Además de la calendarización (para que no se empalme con la Liga de Expansión), los jugadores deberán utilizar cubrebocas al entrar y colocarse gel antibacterial para desinfectarse previo al cotejo.