Noticias En vivo
River Plate

El refuerzo más barato de la historia

22:53 CLT 30-05-19
Lucas Pratto River Plate Athletico Paranaense Recopa Sudamericana 30052019
Lucas Pratto volvió a meter un gol determinante para que River sea campeón y aquellos 13 millones de euros sean una inversión con resultado perfecto.

Hace poco más de un año, cuando aún dolía aquella derrota ante Lanús en la Copa Libertadores 2017, River decidía realizar un mercado de pases por demás ambicioso, con la mayor compra de su historia: la de Lucas Pratto a Sao Paulo, a cambio de 11.5 millones de euros y otro 1.5 millones por objetivos que, lógicamente, cumplió.

Pero hay casos en que el volumen de una operación no la hace cara. Y el Oso, 17 meses después de ponerse por primera vez la banda roja, es tal vez el jugador más barato que adquirió el Millonario.

Apenas tres goles resumen el éxito del atacante: en La Bombonera, en la ida de la histórica final contra Boca, segundos después del tanto de Wanchope Ábila; en Madrid, en la revancha, para igualar el partido en el segundo tiempo y llevarlo al suplementario; y en el Monumental, en el minuto 91, para ganar la Recopa Sudamericana ante Athletico Paranaense.

Pero quedarse solo con los gritos sería un recorte injusto para un jugador de toda la cancha. Porque en la jugada anterior a matar la pelota en su pie derecho y definir ante Santos cuando el duelo se iba indefectiblemente al alargue, había corrido casi 80 metros con balón al pie y llevando a la rastra a sus marcadores, en una jugada que no solo sirvió para ganar un lateral en zona ofensiva sino que marcó el camino a sus compañeros para no rendirse.

Porque el Oso es sacrificio por encima de los fríos números. Porque 22 goles en 67 encuentros no es una cifra asombrosa para un goleador, pero lo que ningún gráfico muestra es la importancia para el juego de Gallardo por momentos como pivot, otros para bajar pelotazos imposibles, para aguantarla bajo la suela o para generarle espacios a quien quiera entrar por sorpresa y con la defensa ocupada en contenerlo a él.

Porque Pratto fue, una vez más, clave en una final que tiene a River dando la vuelta olímpica, como ya se hizo costumbre en el ciclo Gallardo. Cuando se estaba por cerrar su llegada a Núñez, Daniel Angelici dijo que no le interesaba para Boca porque "no tiene valor de reventa". Esta noche quedó demostrado, una vez más, que la gloria vale muchísimo más.