Noticias En vivo
Atlético Madrid

El cielo es el límite para Saúl

18:04 CLST 05-12-17
Atlético Madrid
El mediocampista del Atlético Madrid la rompió en la Sub 21, firmó una cláusula de 150 millones de euros y le marcó un golazo al Barcelona. Crack.

A menudo se oyen en tertulias futboleras menciones y referencias a jugadores que iban para estrella: que si “prometía mucho”, que si “le gustaba mucho la fiesta” o un “debió fichar por tal equipo cuando tuvo la oportunidad”. Suelen ser alusiones a gente que despuntó muy joven, o bien estuvo en el momento adecuado en una plantilla que funcionaba y estaba en boca de todos.

Para llegar a ser esa estrella tienen que darse varios factores: ser un magnífico futbolista en un buen equipo, tener la cabeza amueblada y gente que te asesore de manera adecuada.

¿Quién es Saúl?

Su historia (Elche, 21 de noviembre de 1994) se forja principalmente en Madrid. A los once años el jugador llega a la cantera del Real Madrid, donde tras solo dos años se marcha a las categorías inferiores del Atlético de Madrid, donde el jugador continúa formándose hasta debutar en la temporada 2011/2012. La temporada siguiente, el jugador firma once apariciones entre todas las categorías y es cedido al Rayo Vallecano una temporada más tarde. Allí adquiere el protagonismo que necesita y confirma sus cualidades para ser jugador de primera división, adquiriendo tablas y regularidad e incluso anotando dos goles.     

El resto es ya conocido por todos. Zurdo, con velocidad, aguerrido y con buena llegada, a sus 22 años, el joven de Elche ha logrado la no fácil tarea de hacerse un hueco en el once del Atlético de Madrid, ganarse a la grada del Calderón y ser ya reconocido en toda Europa.

Su posición puede variar en diversas zonas de la medular, pues rinde con garantías tanto en banda como en labores de creación y de destrucción, donde su rapidez y nervio le sirven para leer las jugadas con criterio.

Y es que el jugador tiene sin duda una clara progresión ascendente. Si hay una palabra que bien podría describirle esa es desparpajo. Capaz de hacer un hat-trick en las semifinales de un europeo sub 21 ante Italia (para acabar llevándose el trofeo a mejor jugador del torneo), del mismo modo que fue capaz de hacer un eslalon, anotar ante el Bayern al más puro estilo de Leo Messi o de marcarle un gol de chilena al Real Madrid hacen presagiar que esto no haya hecho más que empezar o marcarle un golazo al Barcelona con un toque de calidad, en el Wanda Metropolitano.

No en vano, el club colchonero le firmaba una nueva renovación, poniendo su cláusula en 150 millones de euros, a la altura de los grandes. Lo único que esperamos es no tener que oír ninguna de esas famosas frases en ninguna tertulia y que su carrera siga con la misma progresión, pues Saúl tiene sin duda todos los ingredientes necesarios para llamar a seguir labrándose un nombre relevante en el fútbol durante los próximos años.