Borré, la figura inesperada de River

Comentarios()
El colombiano comenzó el año como el cuarto delantero del plantel, pero a fuerza de goles se volvió una pieza clave de la levantada del Millonario.

"Esto le viene bien para su confianza y para que crea en sus condiciones. El semestre pasado hizo el primer paso de la adaptación y ahora necesitamos que tenga confianza y nos aporte soluciones". El 22 de enero, después de que Rafael Santos Borré marcara el único gol en el triunfo 1-0 de River en el Superclásico de verano, Marcelo Gallardo adelantó lo que esperaba por parte del colombiano en su segundo semestre con la camiseta de River, luego de una primera mitad de la temporada en la que al delantero le había costado entrar en el ritmo del fútbol argentino. Y con el paso del tiempo, el cafetero demostró que, una vez más, el Muñeco tenía razón.

A pesar de que fue titular en el primer partido oficial de 2018, contra Huracán, Borré comenzó el año como el cuarto delantero del plantel, detrás del goleador Ignacio Scocco, el refuerzo estrella Lucas Pratto y el recuperado Rodrigo Mora. Además, el barranquillero era mirado de reojo por los hinchas, a partir de la importante suma que había desembolsado el club por su pase (3,5 millones de euros por el 50% de la ficha) y su escasa eficacia cuando le había tocado jugar: en los 19 encuentros en los que participó en el segundo semestre de 2017, el punta marcó cinco goles y dio una asistencia, pero más allá de los números sus aportes desde lo futbolístico no convencían.

La historia comenzó a modificarse en la pretemporada, en la que además de marcarle aquel tanto al Xeneize, le convirtió un triplete a Miami United durante la preparación en Estados Unidos. Más allá de que en sus primeros seis partidos oficiales en el año, el colombiano no convirtió, su rendimiento fue en alza. Y el amistoso de fines de marzo contra Universidad de Chile, en el que marcó un doblete para el triunfo 3-0, fue el golpe de confianza final que necesitaba el delantero para empezar a sentirse importante.

Tras ese encuentro, Gallardo lo hizo ingresar en tres partidos de la Superliga: tras jugar apenas 12 minutos contra Defensa y Justicia, en los que apenas si tuvo participación, su ingreso fue decisivo para que River les ganara a Racing y Rosario Central los últimos dos partidos de la racha de cinco triunfos en fila por el torneo local. Contra la Academia, el atacante entró a los 27 minutos del complemento y cinco minutos después marcó el 1-0, mientras que contra el Canalla le alcanzaron 26 minutos en el terreno de juego para anotar el primer gol de River y dar la asistencia del segundo en la victoria 2-0.

El artículo sigue a continuación

Mientras el Muñeco sigue sin conseguir que termine de engranar la dupla entre Scocco y Pratto, Borré espera su chance desde atrás, aprovecha cada oportunidad que tiene para mostrarse y empieza a generarle un problema de los buenos al entrenador, que tras el triunfo sobre Central reconoció sentir una debilidad por su estilo de juego: "Me encanta cómo se mueve en la última línea del rival y vive del gol, le gusta como a todos los delanteros. Su confianza le da aire al equipo y cuando juega lo aprovecha bien. Siempre dije que quería que hubiese tenido un proceso de adaptación, pero lo tuvo que transitar más rápido de lo normal y tuvo que trabajar para ganarse el respeto de sus compañeros y de los hinchas". Ahora, con ese respeto ya conseguido, el colombiano quiere ganarse el puesto.

Los números de Borré en la Superliga:

Próximo artículo:
En qué canal juega Pumas
Próximo artículo:
América vs Tijuana: goles, resumen y videos
Próximo artículo:
¿A qué hora juega Cruz Azul vs América? Alineaciones, día y transmisión
Próximo artículo:
Querétaro vs Cruz Azul: goles, resumen y videos
Próximo artículo:
Cómo ver Cruz Azul vs América en vivo: streaming y TV
Cerrar