Barcelona, quien mucho abarca poco aprieta

Comentarios()
GETTY IMAGES
La ausencia de Arthur fuerza a Valverde a encontrar soluciones para que Messi pueda aparecer en Lyon no por todo el campo sino donde es decisivo.


EDITORIAL

Es la hora de arremangarse. Al Barcelona ya no le puede valer ir tirando como ha hecho el mes de febrero, cuando ha ganado uno solo de los cuatro partidos que ha disputado. Fue el del Valladolid, además, probablemente el partido más gris de la temporada. No se puede decir que los jugadores no lo intentaran pero amarrar los puntos del pasado sábado supuso un esfuerzo mucho más grande de lo previsto y a pesar de que Ernesto Valverde, el entrenador, se muestre tranquilo porque "llegamos a Wembley en una situación parecida y cambiamos la dinámica" debe tener en cuenta que esta vez la situación es muy distinta.

Aquel día Arthur Melo se consagró como gran acierto de mercado, especialmente en un equipo que vivía desnortado tras la marcha de Andrés Iniesta y la incapacidad de Philippe Coutinho para heredar sus tareas. Apareció entonces el ex del Grémio de Porto Alegre para darle al equipo la pausa y la precisión que permitieran desligar a Messi del resto del campo para intervenir donde es realmente decisivo y al Tottenham le cayeron cuatro a pesar de jugar como local. El gran problema es que el martes no estará Arthur.

Y sin Arthur el Barcelona se desconecta y queda más que nunca a merced de la inspiración de un Messi que mucho abarca pero poco aprieta, como pasó el sábado, cuando tuvo que aparecer en todas las zonas del campo para poner control, abrir jugadas, tirar desmarques, asistir y rematar. Bruno Génésio, entrenador del Lyon, tomó buena nota de ello. "La defensa de tres una opción" advirtió en este sentido, así que ante el Lyon el Barcelona deberá encontrar los espacios que el Valladolid le negó. Y sin Arthur, Messi puede verse forzado a alejarse del área rival y diluir su peso en el resultado.

Cerrar