¿Por qué Piqué juega con España?

Comentarios()
Getty Images
La posibilidad de competir -y ganar- al más alto nivel y la dureza de las sanciones en caso de renuncia le invitan a ello.

Básicamente, Gerard Piqué juega con la selección española porque quiere. El central es alguien que lleva su vida como desea y está donde quiere estar, donde se siente como en casa desde que se enfundara la casaca de 'la roja' con dieciséis años. Ha pasado casi media vida en la Selección, de ahí que no pudiera contener las lágrimas aquel 1 de octubre tras el partido ante Las Palmas. "Si soy un problema, dejo la Selección antes de 2018", dijo entonces.

Piqué: "El momento más feliz de mi vida fue ganar el Mundial con España"

Una muestra más de su compromiso con el combinado nacional la ha ofrecido esta semana, cuando en The Players Tribune reconoció que "el momento más feliz de mi vida fue ganar el Mundial con España".

Piqué siempre ha querido seguir. Siempre lo tuvo claro. La posibilidad de competir -y ganar, como hizo en 2010 y 2012- es demasiado suculenta como para dejarla pasar. Renunciar a la selección española implica quedarse sin opciones de disputar una Eurocopa o un Mundial, visto que la selección catalana no es oficial y no puede participar en estas competiciones. Hubo quien prefirió jugar a pesar de que su sentimiento nacional no pertenecía a España, como Pep Guardiola, y quien lo rechazó, como Oleguer Presas.

Sin embargo, la renuncia puede acarrear consecuencias graves. Según la Ley 10/1990 del Deporte, "es obligación de los deportistas federados asistir a las convocatorias de las selecciones deportivas nacionales para la participación en competiciones de carácter internacional" y las sanciones previstas asustan a cualquier profesional.

Según el artículo 76, "la falta de asistencia no justificada a las convocatorias de las selecciones deportivas nacionales" es una infracción "grave" que se sanciona, según el artículo 79 de la misma ley, con la "inhabilitación, suspensión o privación de licencia federativa, con carácter temporal o definitivo, en adecuada proporción a las infracciones cometidas". Ante eso, y en caso de que hubiera querido renunciar, solo hubiera bastado un acuerdo con el seleccionador. Es decir, diálogo. Y eso es algo que Piqué no ha intentado porque, a fin de cuentas, está donde quiere estar.

Próximo artículo:
El Levante estudia presentar denuncia contra el Barça por posible alineación indebida
Próximo artículo:
El Leeds hace oficial el traspaso de Kiko Casilla
Próximo artículo:
Mercado de pases de Independiente en vivo: rumores de altas y bajas para 2019
Próximo artículo:
Cuántos goles lleva Cristiano Ronaldo en su carrera
Próximo artículo:
¿Deja el Sevilla? El Corinthians quiere recomprar a Guilherme Arana
Cerrar