Messi y el 'falso nueve' siguen dando puntos

Comentarios()
La posición que Guardiola se inventó para Cesc sigue dando réditos a un Barcelona a lomos del rosarino, a la espera de Dembélé y Luis Suárez.


ANÁLISIS

A Leo Messi se le vio picado en Mendizorroza. Quizá porque Fernando Pacheco le rechazara un penal que mantenía el 0 a 0 y la incertidumbre a domicilio del Alavés, celebró el primer gol con un gesto de rabia contenida, dando un puñetazo al viento después del tremendo detalle técnico en el área pequeña con el que abrió el marcador. En el segundo incluso sonrió, prácticamente convencido de que el Barcelona no se la volvería a pegar contra el Alavés como sucedió hace un año en el Camp Nou. Sucede que Messi no jugó donde suele sino que se dejó ver en una posición que introdujo Pep Guardiola hace unos años, la del 'falso nueve'.

El hoy entrenador del Manchester City dibujó esta posición para dar cabida a Cesc Fàbregas tras su fichaje por el Barcelona en una época en la que el club estaba más por el centrocampismo que por tridentes demoledores, que también. Esta vez, sin embargo, fue Messi quien probó las mieles de una posición que también saboreó con el propio Guardiola y, especialmente, con el malogrado Francesc 'Tito' Vilanova. También ante el Betis jugó en el eje del ataque pero entonces ejerció más de referencia mientras que ante el Alavés participó constantemente en la construcción para aparecer desde la segunda línea.

El artículo sigue a continuación

Fue la carta sorpresa que jugó Ernesto Valverde, que sigue experimentando con sus jugadores a la espera de poder contar con Luis Suárez, todavía lesionado, y con Ousmane Dembélé. Es cierto que Messi estuvo muy solo en ataque y tuvieron que ser su gran calidad técnica en el primer gol y su voracidad al aprovechar un rebote en el segundo, los elementos que resolvieran ante el cuadro vasco pero cabe recordar que la plantilla no está cerrada. Lo dicen desde el entrenador, hasta el presidente, Josep Maria Bartomeu. 

"Hasta el 31 de agosto tenemos tiempo de hacer incorporaciones" comentaba el técnico antes de la victoria a domicilio del Alavés mientras en Inglaterra los ejecutivos barcelonistas intentan convencer al Liverpool para que acceda a negociar la venta de Philippe Coutinho, la guinda a un equipo que va mejorando partido a partido. Porque el Barcelona no realizó un mal encuentro ante el Alavés a pesar de lo que costó abrir la lata. Bien en la presión, acusó cierta falta de profundidad y precisión en el el remate, exactamente las mayores virtudes tanto del francés como del uruguayo. Con Messi enchufado y el equipo definitivamente cerrado, puede que nada sea imposible para los hombres de Valverde.

Cerrar