Noticias En vivo
Barcelona

Messi de oro

18:52 CLST 07-12-19
Lionel Messi Barcelona 2019-20
El rosarino ofrece su sexto Balón de Oro a la afición y lidera con un hat-trick que le convierte en pichichi a un renacido Barcelona.


EDITORIAL

Hacía casi dos años que el Barcelona no se daba un festín como el que protagonizó ante el Mallorca, en concreto desde febrero de 2018, cuando le endosó cuatro goles al Girona en los primeros cuarenta y cinco minutos. Esta vez se los infligió a un Mallorca voluntarioso pero superado en todo momento en prácticamente todas las facetas del juego frente a un Barcelona que vuelve a meter miedo tras enlazar cinco victorias consecutivas y que mantiene el pulso en lo alto de la clasificación en la Liga. Pero más allá del buen juego, de la buena presión y del orden en todas las líneas es evidente que gozar de Leo Messi en el estado de gracia en el que se encuentra lo hace todo mucho más fácil.

Como si fuera el Rey Midas del fútbol, el rosarino convierte en oro todo lo que toca. Empezó ofreciendo su sexto Balón de Oro antes del partido y a pesar de no ser él quien abriera el marcador sino Antoine Griezmann con un golazo tras recibir una asistencia de Marc-André Ter Stegen -la segunda del alemán esta temporada tras la que le dio en Getafe a Luis Suárez-, su presencia ya no encorseta a sus compañeros como en ocasiones sino que les estimula, como tiene que ser. Pero esta vez fue el francés el que superó a Manolo Reina tras una carrera que culminó con un globo a los seis minutos de juego. No contento con ello, apoyaría a Messi y le cedería el balón para que, ya sí, el rosarino se inventara una rosca y apuntara el 2 a 0 en el marcador. El Barcelona ya estaba desatado.

Luis Suárez mandó un balón al poste tras un jugadón de Sergi Roberto al filo de la media hora y ni siquiera el gol de Budimir a los treinta y cinco minutos en el primer remate entre los tres palos desvió al Barcelona de la buena línea en la que vive como local. Incluso Ivan Rakitic, un jugador que pasó del máximo protagonismo en temporadas anteriores a un inquietante ostracismo en la presente, pudo recuperar buena parte del crédito perdido en su tercera titularidad consecutiva y recibir el cariño de la afición. El croata recuperó y asistió a Messi para que, con otra rosca en el minuto cuarenta, volviera a sorprender a Reina y el 3 a 1 subiera el marcador. Solo dos minutos más tarde apareció Frenkie De Jong en la frontal para darle un balón a Suárez, que marcó con la espuela ante el vigésimo octavo equipo que bate en la Liga, haciendo el pleno ante todos y cada uno de los rivales a los que se ha enfrentado.

El segundo tiempo podía ser un trámite pero no lo fue, por lo menos en el inicio. El Barcelona quiso ampliar la goleada pero Reina logró rechazar un uno contra uno de Griezmann y un zapatazo de Suárez en el tramo inicial. Sin embargo, Budimir pudo sorprender a Ter Stegen, saliendo en falso tras el centro, para marcar el 4 a 2 pero de nuevo Messi, apuntándose un hat-trick con un zurdazo seco, cerró el partido con el 5 a 2 definitivo tras dominar el choque de principio a fin y que si no fue perfecto fue solo por los dos goles encajados. El Barcelona, en cualquier caso, se siente cómodo en casa, donde solo ha concedido un empate -ante el Slavia- en los diez partidos disputados. Solo falta que se muestre igual de intratable lejos del Camp Nou.