Noticias En vivo
Boca Juniors

Mauro Zárate, el inamovible de Boca en 2019

22:29 CLST 12-03-19
Zarate Boca Deportes Tolima Copa Libertadores 12032019
El delantero se ganó definitivamente la titularidad a fuerza de goles y asistencias: participó en 11 de los 21 goles del Xeneize en lo que va del año.

Una de las incógnitas que se generó en Boca a partir de la llegada de Gustavo Alfaro a la dirección técnica es quién sería titular en un lugar clave de la cancha: Carlos Tevez o Mauro Zárate.

Alfaro cumple y Boca crece

Si bien a base de entusiasmo y distintas muestras de liderazgo el Apache se ganó la confianza del DT, quien le otorgó la cinta de capitán y la camiseta número 10, la tarea del experimentado delantero -que está yendo de menor a mayor- quedó a la sombra del ex-Vélez, quien se convirtió en una de las piezas inamovibles en el once xeneize.

Maurito, el mismo que llegó al club de la Ribera a mediados del 2018 con la ilusión de volver a ser considerado para la Selección argentina y finalmente cerró el año viendo la final de Madrid sentado en el banco, logró reencontrarse en este primer semestre con su mejor versión y, poco a poco, está empezando a cambiar su historia en Boca.

Es que en lo que va del 2019, Zárate participó en más de la mitad de los goles del equipo de Alfaro: de los 21 tantos que marcó el Xeneize en todas las competencias, el atacante de 31 años gritó 6 y asistió otros 5.

El que le hizo a Deportes Tolima -el 3-0 para liquidar el encuentro correspondiente a la segunda fecha de la fase de grupo- fue el primero del oriundo de Haedo en la actual edición de la Copa Libertadores. Los cinco restantes fueron por la Superliga y casi todos sirvieron para abrir o ganar partidos: marcó el tanto que sentenció la victoria de su equipo en el 2-1 contra Aldosivi; también hizo el segundo en los triunfos 4-0 contra San Martín de San Juan -en el cierre del primer tiempo-, 2-0 sobre Godoy Cruz y 2-1 ante Lanús; mientras que el último fin de semana abrió la goleada frente a San Lorenzo.

Mientras Alfaro sigue cambiando nombres y probando variantes en prácticamente todas las líneas, Zárate no se mueve de su libreto y, más allá de quiénes lo acompañen en el ataque, demuestra partido a partido que cuando él está en cancha, las chances de que gane Boca crecen exponencialmente.