Larrivey es la U

Última actualización
Universidad de Chile

OPINIÓN


Universidad de Chile y Universidad Católica le devolvieron los goles y las alegrías a los Clásicos, que hace rato venían ofreciendo marcadores vacíos, al protagonizar el 192 en Rancagua que equiparó a los archirrivales tres puntos más atrás que el líder Unión La Calera tras el triunfazo laico comandado por Joaquín Larrivey, el alma y corazón de un León que apunta alto con el artillero como su símbolo.

72-63-57

Bati hace todos los goles de la U. 11 de 14 en el Torneo Nacional, de hecho. Y ha puesto además contra las cuerdas a Gus Poyet, que con una derrota se complica y deja más dudas (pese a que también encontró en su 9 al salvador del día, aunque con menos influencia).

En la hora anotó el 1-0, con un pase a la red por encima de Lanaro tras la combinación Sandoval - Espinoza - Galani - Morales y en el 90 quebró la alegría parcial cruzada de Zampedri merced a una volea luego de que pivoteara un córner Franco Lobos, el socio con el cambio de esquema de Huevo Valencia. "No podemos comernos los mocos como nos los comimos en el gol de ellos", leyó Cachila Arias de aquel 1-1 que dolía por todo lo que costó adelantarse. "A la bruja y a Larri hay que hacerle un monumento", entendió. "La bruja es el esfuerzo de semana a semana. Si uno hace goles, es porque mis compañeros me la dejan ahí", opinó el crack de 7 partidos seguidos entre festejos. Justo antes de ganarlo, Tobar desestimó una mano penal de Valber Huerta tras tiro directo de Larri. Estuvo en todas.

Por su goleador los azules saben otra vez lo que significa ganar en un clásico. Abrazarse, convencerse por una idea y sacarle provecho a su finalizador. En el arco Cristóbal Campos le ganó un mano a mano abazo a Zampedri y otro en el techo, con Lanaro y Diego Valencia no tuvo demasiados problemas y el cuerpo técnico ganador apostó por poblar el carril central y alimentarlo al ex del Celta de Vigo, que llegó a 34 dianas desde que llegó a revolucionar el CDA con su puntería.