Noticias En vivo
Sevilla

Jesús Navas, ni más ni menos que una leyenda del Sevilla

05:55 CLST 17-08-20
Jesus Navas Sevilla Europa League
El capitán de Nervión resume todo lo que entusiasma a su gente: dedicación, trabajo, calidad y entrega. Con 34 años no pierde la sonrisa y la ilusión.

Ver a Jesús Navas llorando erizaba la piel. A sus 34 años lo ha ganado todo y tenía la emoción de un canterano recién llegado al primer equipo. Felix Brych pitó el final y el de Los Palacios rompió a llorar como un niño consciente de que iba a afrontar la final soñada como capitán.

Mientras que Jesús Navas tragaba el polvo de los campos de la Ciudad Deportiva del Sevilla, cualquier sevillista habría dado un brazo por jugar una semifinal contra el Manchester United. Navas y todos los niños de la factoría de la carretera de Utrera fantaseaban con ganar un título con un club que llevaba 60 años de sequía. Unos pocos lo consiguieron. Jesús Navas González y Antonio Puerta Pérez cocinaron en 2006 el gol al Schalke que cambió la historia sevillista para siempre.

Desde entonces estuvieron llamados a ser leyendas. El Sevilla le cogió el gusto a ganar, a faltarle el respeto a cualquier equipo del mundo, a luchar por plata cada temporada, a vender a sus estrellas pero para seguir ganando. Hasta Navas tuvo que irse al Manchester City pero su venta ayudó a construir un equipo que acabaría ganando otras tres Europa League. Entre tanto, el niño que según Pablo Blanco regateaba a los charcos en Los Palacios, se entretuvo en ganarlo casi todo con el Sevilla, con la Selección Española y con el Manchester City.

No quería irse a la Premier pero tuvo que hacerlo. Todo por lo que necesitara su Sevilla, el lugar donde quería volver para que sus hijos entendieran por qué su foto aparecía en el mural de la fachada del Ramón Sánchez-Pizjuán. Venía para retirarse o algo así aunque de momento, es el mejor lateral derecho de España. El estadio de la Ciudad Deportiva, su Ciudad Deportiva, lleva su nombre, ya es el sevillista que más partidos ha jugado, el que más títulos ha ganado, es campeón del mundo y participó en la jugada del gol de Iniesta. Sin embargo, su imagen es la de cualquier sevillista. Jesús es como tu padre o como tu abuela, como tú mismo, con los ojos inyectados en sangre antes de jugar contra el Wolves y llorosos tras eliminar al Manchester United.

Jesús Navas es la ambición del sevillismo, es la perfecta imagen de todos los valores de trabajo y dedicación que han hecho llegar a su club a la cima. Con todo hecho, con todo ganado y con 34 años pero corriendo por la banda para poner un nuevo pase de gol que lleve al Sevilla a una final. Es una leyenda sin documentales en Amazon Prime, sin visitas al plató de El Hormiguero. Navas es una leyenda para su gente y la mejor forma de agradecérselo es seguir corriendo la banda hasta que no le queden más rivales que regatear ni más finales por jugar.