Europa probará la ‘Era Lopetegui’

Comentarios()
Getty Images
El técnico vasco debuta en partido oficial con el Real Madrid. Lo hace en competición UEFA, donde Zidane no tuvo un solo tropiezo en 30 meses.

Lopetegui debuta este miércoles en partido oficial como entrenador del Real Madrid. Lo hace en la Supercopa de Europa ante el Atlético. En mitad de agosto y con toda España de vacaciones, entre los que van, los que vienen y los que simplemente tomen ese día festivo. Suena a pachanga veraniega. Pero ni una cosa ni la otra. En Tallin no parece verano, y en el Madrid no saben de pachangas. A efectos prácticos, realmente es un debut de campanillas para el técnico vasco. Tanto para lo bueno como especialmente para lo malo. Pues el derbi nunca deja indiferente a nadie. Los títulos, menos aún. En ese club ganar es la regla y perder es la excepción. Y si ya de por sí este equipo transmite más confianza por lo pasado que ilusión por lo que está por venir, empezar tu trayectoria en el Real Madrid haciéndole un pasillo al Atlético ante los ojos de media Europa -ya esté observando desde la playa o desde la feria de su pueblo-, no sería el mejor inicio posible para Julen. Se mire por donde se mire.

Los máximos ganadores de la Supercopa de Europa

Y es cierto que, cuando los mandatarios redactan las calificaciones, ninguna supercopa tiene un peso digno en la nota de final del curso. En mi opinión, tendría mucho menos peso en este caso además, cuando se trata sólo del primer partido oficial del nuevo entrenador. Queda mucha tela por cortar como para juzgar un nuevo proyecto por el primer resultado oficial. Pero desgraciadamente para Lopetegui, yo no soy ni el que manda ni el que pone las calificaciones. Y los que lo hacen, como decíamos, sí que lo mirarán. Ahí está el ejemplo de Ancelotti, crucificado después de ser atropellado por el Atlético en Copa del Rey (aun tras ganar la Décima). Pero sobre todo, ahí está el ejemplo de Zidane, que lo ganó todo en Europa durante las dos temporadas y media que estuvo en el cargo. Todo. Su sombra será alargada para Lopetegui. Lo es desde que ‘juró’ el cargo. Obviamente, también desde este primer día en Estonia.

Queramos o no, el nuevo técnico blanco será uno de los que más se juegue en Tallin este miércoles. Aun cuando un resbalón sirva inmediatamente de acicate para presionar a la directiva por más refuerzos hasta el final del mercado estival de fichajes. Algo necesario, dicho sea de paso. Pero esa campaña durará dos semanas. Tres, como máximo. La otra campaña, la deportiva, dura nueve meses. Y ahí, las derrotas no están toleradas. Menos aún si llegan tras sólo 30 días, después de 30 meses sin caer. Por lo que, aunque sea ‘sólo’ una Supercopa de Europa, un buen comienzo para Lopetegui pasa únicamente por besar la copa. Que esta nueva ‘Era Lopetegui’ sea efectivamente una era depende de Europa y de partidos como el de este miércoles precisamente, aunque aún vayamos todos en bañador.

Cerrar