Noticias En vivo
Sevilla

El Sevilla se deshincha pero su orgullo lo sostiene

16:35 CLST 10-02-19
Sevilla Eibar LaLiga
El conjunto de Nervión suma 2 triunfos en los últimos 10 partidos de LaLiga y Machín no termina de encontrar soluciones.

El Sevilla sigue sin volver a la senda de la victoria y ni siquiera su vuelta al Ramón Sánchez-Pizjuán, donde venía mostrando su cara más sólida, pudo frenar la crisis de resultados de un equipo que acumula 2 victorias en sus últimos 10 partidos de LaLiga pero al menos salvó un punto en la recta final.

El Eibar ganaba con justicia y todo merecimiento en Nervión y sin necesidad de hacer su mejor partido de la temporada. Sólo le bastó con ser fiel a sus señas de identidad, presionar en cada balón como si fuera el último y ocupar mejor los espacios que su rival. Con esa mezcla y su acierto a balón parado, a la hora de partido ya ganaba 0-2 y tenía desquiciados a los locales, que igualaron a base de orgullo en un campo que sigue siendo mágico.

Los de Machín ya no son fiables en ninguna de las dos áreas y el técnico se ha cortocircuitado en la toma de decisiones. El técnico repitió casi el mismo once que perdió ante el Celta en Vigo y no tocó ninguna tecla en el centro del campo, donde Banega ha perdido el timón, de hecho acabó expulsado por pura impotencia, y Sarabia no aporta casi nada en el juego pero su espectacular relación con el gol le salva en tardes grises como la de este domingo.

De hecho, el preparador soriano tampoco pudo corregir el mal partido de su equipo desde el césped y su dirección de campo tampoco fue la mejor. Sentó a Roque Mesa, el hombre más fresco en la medular, y dejó en el campo a Sarabia, que fue una máquina de errar acciones cerca del área y salió en la foto del 0-2 al no seguir a Arbilla en el córner que acabaría rematando Charles. Su gol y asistencia salvan un punto y uno de los peores partidos que ha hecho como sevillista pero en el que ciertamente nunca dejó de pelear aunque no le salieran las cosas.

El Mudo Vázquez no aportó nada entrando por Mesa, mientras que Bryan Gil, sí empezó a mostrar algunas de las virtudes que le han llevado al primer equipo y tiró del carro en la increíble igualada final. Mientras tanto jugadores como Amadou, que podría haber contenido la presión del Eibar, o los fichajes Munir y Rog no tuvieron ni un minuto, el croata ni siquiera había entrado en la convocatoria.

Sólo la irregularidad de sus rivales soistiene ya al Sevilla en el cuarto puesto de LaLiga pero o Machín es capaz de cambiar la cara de su equipo o seguir peleando por la Champions League y eliminar a la Lazio en la Europa League es poco menos que una quimera para un equipo que se ha deshinchado.