Noticias En vivo
Racing Club

Coudet: "Para mí Centurión es ejemplo para muchos"

15:19 CLT 07-08-18
Eduardo Coudet Racing 08 2018
Mano a mano con Goal, el Chacho habló de todo: las redes sociales, el mercado de pases, su relación con Milito y quién debe ser el DT de la Selección.

Está por sacar el lateral, desde la tribuna un hincha enajenado le revolea un cigarrillo encendido y él, en lugar de enojarse o mostrárselo al árbitro, lo toma, se lo mete en la boca y le da una pitada mientras con sus manos manda la pelota adentro de la cancha. Fue en un Rosario Central vs. Colón, partido que quedó en la historia del fútbol argentino por esta insólita anécdota protagonizada por Eduardo Coudet , en ese entonces volante diestro del Canalla que sobresalía del resto no sólo por su talento futbolístico, sino también por su humor y su excentricidad dentro y fuera de la cancha.  

Hoy el Chacho tiene 43 años, ya no usa el pelo largo por los hombros como cuando era jugador de Platense ni lo luce platinado como cuando vistió la camiseta de River. Hoy el Chacho lleva 123 partidos dirigidos como entrenador (81 en Central, 20 en Tijuana y 21 en Racing) y, le cuenta a Goal, su trabajo es potenciar a los futbolistas . Lo hizo con Lautaro Martínez, quien fue vendido a Inter en más de 30 millones de dólares y lo está haciendo con Ricardo Centurión, quien dejó de ser protagonista por sus  escándalos fuera de las canchas para pasar a ser figura de esta Academia.

Mercado de pases de Racing en vivo: rumores, altas y bajas de 2018

-En los últimos meses se pudo ver a un Centurión más tranquilo, alejado de los problemas. ¿Cómo lo manejaste?

-Además de la parte futbolística a mí me gusta investigar cómo son los jugadores como personas. Yo sabía antes de que llegara Ricardo que es un gran chico, un chico muy querido por los grupos, muy laburador, muy bueno desde la parte física. Simplemente desde ese lado y tratándolo de la mejor manera, tratando de que se sienta lo que es, importante, porque es importante para nosotros. Son etapas que vamos quemando todos, algunos un poquitito más atrevidos en esas etapas, pero hoy lo veo muy maduro, centrado en lo que hace y haciéndose responsable de la responsabilidad, valga la redundancia, que tiene hoy acá. Para nosotros es un jugador que nos puede dar muchísimo y en contra de lo que dijo, que él no podía ser ejemplo para nadie, yo digo que él es ejemplo para muchos. Los más chicos siempre tienen como reflejo a estos jugadores distintos, atrevidos, que se salen del molde en la parte futbolística. Es lo normal. Como se está manejando lo está haciendo muy bien y seguramente hay muchos que lo miran y van a aprender de él.

-Justamente, sabiendo que muchos lo miran, contó en un programa que le gustan las armas. ¿Hablás con él cuando pasan esas cosas?

-Vos decís que le tendría que decir "podrías mentir un poquito y no meterte en un quilombo al pedo", ¿no? Él es así, es muy sincero. Sí he hablado bastante con él, muchas veces lo aconsejo y siento que es un chico que escucha que aprende.

Varios de los escándalos que protagonizó Centurión explotaron a través de las redes sociales, pero el Chacho dice que en ese terreno no les da consejos a sus jugadores. Primero, porque él no tiene ninguna red; segundo, porque tienen que ver con lo privado; tercero, "porque los quilombos siempre salen a la luz, no necesitás redes sociales". "A veces, si hay cosas que se pueden evitar, uno intenta aconsejar por ahí. Hay que tener cuidado para que las redes no generen algún problema sin necesidad, pero hoy de cada 10 personas, 9 usan todas las redes sociales. Me gustaría que los teléfonos no existieran por varias horas en el día, pero son las cosas a las que te vas adaptando que van sucediendo y que no podés estar al margen ni las podés quitar".

-Dijiste que los clubes grandes no son para cualquiera. ¿Cómo te preparás para dirigir a un grande?

-Los clubes grandes son muy complejos, implican un montón de cosas. Cuando ganás tenés que jugar bien, cuando jugás bien tenés que ganar. Cuando no ganás tenés una semana complicada, y si no está enojado un jugador, y si no tenés que salir a buscar otro y cuando no te traen otro tenés que salir a buscar otro y si no, necesitás, y si no, tenés de más. Y así puedo estar horas. Es una experiencia muy linda y muy buena y a mí me gusta porque me gusta la responsabilidad y la exigencia, pero también tenés que saber con lo que vas a convivir y que el día a día no es tan simple y el partido a partido no es tan simple y el sostenerte mucho peor, pero también es lo que más se disfruta.

-Cuando hablás de "quilombos" te referís a los rumores de tu pelea con Milito. ¿Hablaste con él sobre eso?

-Lo tomo de manera natural y la conclusión mía es que pasa a ser hasta lógico porque hay dos meses y medio sin fútbol y el fútbol acá es importante y hay que tener información. Entiendo el lado de ustedes (el periodismo). A mí un periodista me dijo algo real: "Yo tengo que llenar dos páginas, si tengo información si me la das vos, lleno con lo que decís vos, pero si no me las das vos las tengo que llenar igual". No sé si es tan real pero me sonó bien y yo lamentablemente no soy un tipo que constantemente brinde información. Es como el mercado de valores: muchas veces esto se mueve por los rumores, las acciones suben o bajan por los rumores y acá pasa lo mismo. Esto se tiene que mover y es parte del juego y acepto las reglas del juego así que no me espanta ni mucho menos que haya un problema cada tanto o que aparezca un problema, sea real o no. Yo sigo. Si fueran reales los problemas, soy un tipo frontal que las arreglaría. Y si no hay, como ahora que me pareció raro, es parte del juego. Por eso digo que los clubes grandes no son para todos, porque hay que saber seguir y no pararse en pequeñas cosas. 

Racing se movió mucho en este mercado de pases, en el que incorporó a Gustavo Bou, Gabriel Arias, Jonathan Cristaldo, Mauricio Martínez, Marcelo Díaz y recientemente a Guillermo Pol Fernández. Sin embargo, hubo algunos nombres que Coudet pretendía que no pudieron llegar.

-¿Cómo es incorporar refuerzos con una Secretaría Técnica?

-Yo tengo diálogo con Diego (Milito), le digo "me gusta este jugador" y muchas veces han venido los jugadores que he solicitado y muchas veces no. Y ellos pueden tener su parecer o proponer y yo decidir si me gusta o no lo que proponen ellos. No han llegado algunos jugadores que pedí porque no han sido aprobados y me han ofrecido jugadores que no han llegado tampoco porque no eran de mi gusto o mi parecer, porque necesitaba otra cosa.

Racing - River, por la Copa Libertadores 2018: formaciones, horario y cómo verlo en vivo

-¿Y qué buscás?

-Jugadores que eleven el nivel del plantel de lo que tenemos. Tenemos un plantel bastante corto, hoy con muchos juveniles y con la necesidad de incorporar, pero en un mercado en el que no ha sido fácil traer.

-¿Por qué?

-Porque a veces los mercados se dan así. Racing ha ofertado 7 millones de dólares por Zelarrayán y no lo pudo traer, y ha ofertado creo que 3 millones por el 50% de Sebastián Blanco y tampoco lo pudo traer. El mercado mundial de jugadores de un año a ahora ha hecho un vuelco terrible y los números que eran antes hoy no son. Simplemente con mirar cómo han aumentado las cláusulas de los jugadores en el fútbol argentino y cómo siguen aumentando te das cuenta. Parecen cifras que son impagables y muchas veces se los llevan igual. Si sigue a este paso no sé cuánto van a valer los jugadores y si vamos a poder traer a alguno, ja. La realidad también dice que hay que hacer grandes esfuerzos porque estamos en un país donde se ha devaluado la moneda y que tiene una inflación importante y a veces el jugador que está afuera está cómodo o tienen que encajar mucho los tiempos del que vas a buscar para que quiera volver o que lo puedas convencer..

-¿Y cómo los convencés?

-El jugador argentino que está afuera siempre tiene el bichito de venir y el que no es argentino, nosotros tenemos un club ordenado, que cumple con lo pactado...

-Pero en la Superliga va a jugar contra equipos que no tienen las mismas comodidades que los que están en Europa, por ejemplo.

-Pero pasa en todo el mundo. El tema de hablar de Europa es porque vos cuando ponés un partido ves con quién juega Real Madrid o Barcelona pero no sé si vieron muchas veces partidos de Osasuna o de Recreativo Huelva. Muchas veces son clubes chicos en los que la infraestructura va de la mano con lo que es el club o en ciudades de 20 mil habitantes. Clubes que algunos tienen la fortuna de crecer y hacerse clubes importantes como el caso de Villarreal, que tiene 50 mil habitantes y es un club ordenado y que tiene una buena infraestructura y que va a seguir creciendo. Pero los demás, a veces la gente no tiene idea o a veces los jugadores no tienen idea. A veces valorás lo que tenés acá cuando te encontrás con otras situaciones. Ni hablar si tenés la suerte en Argentina de jugar en un grande. Pensar que en Europa todo es lindo e ir a un club chico de Europa es como que ahí notás la diferencia de jerarquía.

-¿Y en lo futbolístico? ¿En qué lugar ubicás a la Superliga?

-El fútbol argentino para mí es el más difícil del mundo, porque el jugador argentino es el más mpetitivo, porque todos los equipos se le animan a todos, porque no tenés puntos asegurados, cosas que con la diferencia presupuestaria en Europa se hacen muy difíciles. De hecho, cada vez que algún equipo muy chico le gana a Real Madrid o al Barcelona toma una trascendencia enorme porque es raro. Y acá no. Acá cualquiera, por más que haya diferencia de rango, le gana a cualquiera. El jugador argentino es competitivo a full es una liga con mucho roce, una liga física y muy muy difícil, aparte de todo lo que implica el día a día y las presiones que hay acá en cualquier club, porque todos los hinchas creen que pueden ser campeón y eso también eleva el nivel de exigencia y está bueno por momentos. A mí me gusta muchísimo el fútbol argentino.

-Te imaginás una Superliga con Messi, Agüero, Di María...

-Por características futbolísticas todos los que están en Europa podrían jugar acá, porque son grandes jugadores, pero tendrían que tener una readaptación porque si te ponés a pensar y hacés un balance de los jugadores que vuelven de Europa, les cuesta mucho la adaptación al fútbol argentino. Hoy pienso que es más difícil adaptarse al fútbol argentino que al europeo. A mí me ha tocado ir a España y había una adaptación muy difícil desde otros lados: las canchas eran rápidas, césped mojado, un montón de cosas que hoy ya están adaptadas en el fútbol argentino también.

-Pero después de su participación con la Selección dijeron que a Lautaro le faltaba roce europeo.

-No, yo no pienso así. Ahora está en Italia y está haciendo goles. Por eso repito que esta es una de las ligas más difíciles. Uno como técnico intenta hacer un trabajo para que, si vienen a buscar a un jugador de Europa, ya esté de la mejor manera. Por eso a una manera de entrenar uno intenta sumarle una manera de descansar, de comer, etc. Es algo que es casi una obligación como entrenador, porque a mí me contratan para potenciar jugadores, para sacar lo mejor de cualquier jugador.

Jorge Sampaoli fue quien decidió no llevar a Lautaro al Mundial de Rusia, donde la Selección argentina no hizo su mejor papel. Sin embargo, Coudet no está de acuerdo con las críticas hacia el Casildense. "Para mí, Sampaoli es un gran entrenador. Para opinar desde el lugar donde estamos nosotros hay que estar en el día a día y vivir los momentos si no, con el diario del lunes, todos somos unos genios. Siempre uno espera lo mejor, pero también es muy difícil cuando un equipo no arranca de cierta manera en estos torneos tan cortos".

-¿Quién debería ser técnico de la Selección?

-Para mí hay un candidato indiscutido que es el Cholo Simeone. Después, hay grandes entrenadores, pero me parece que el más preparado para lo que implica ese lugar puede ser el técnico de River o de Boca, por sostener una presión constantemente y saber lo que es el tener una problemática en el día a día. Y Marcelo lleva cuatro años en River, cosa que no es fácil, y él lo ha hecho y lo ha hecho de gran forma, por eso digo que por todo ese contexto si no fuese Simeone el que vendría atrás del Cholo sería Marcelo.

-Y para vos, ¿es un sueño dirigir la Selección?

-Siempre es un sueño, lo que pasa también es que hay que prepararse. Dentro de ser entrenador es una actividad distinta porque nosotros vivimos mucho el día a día y ser seleccionador implica quizá no estar en el campo todos los días, no poder trabajar o llevar a realizar todas las cosas que se te van cruzando por la cabeza, que supongo les debe pasar a todos igual. No sé cuántos días reales de campo tenés en el año siendor seleccionador.

-Pero dirigís a grandes figuras.

-Sí, y normalmente los entrenadores de Selecciones tienen un gran recorrido como entrenadores de clubes. Siempre estar en algo referido a la representación del país como jugador, como seleccionador o como cualquier deportista es importante. Pero también el día a día, sobre todo lo que yo pienso de haber arrancado no hace tanto tiempo a mí me seduce el estar todos los días en una cancha.

-¿Entendés, entonces, que un técnico le diga que no a la Selección?

-No sé, las situaciones particulares o lo que piensa cada uno sólo lo podés decir en primera persona. Yo si me preguntás a mí si me gustaría dirigir te diría que siento que hay técnicos más capacitados. Si digo que sí agarraría sería algo muy rápido y no pensado. Si tengo que pensar tengo que decir que hay entrenadores más capacitados para ocupar ese puesto