Colo Colo le entregó en bandeja el tetra a la Católica

281121 Colo Colo Unión Española Alejandro ChumaceroColo Colo

Tan altas fueron las emociones como la temperatura en el Monumental, donde Colo Colo se salió a jugar el título en su último juego del 2021 en condición de local. ¿El rival? Una Unión Española consciente de que con una igualdad se aseguraba su presencia en la próxima Copa Libertadores, asumiendo que su presión era menor y jugando con la intranquilidad de un conjunto de Quinteros que se enteraba de los goles de Universidad Católica a Huachipato mientras se perdía la oportunidad de llegar primero a la jornada final y tiraba al tacho de la basura el 99% de sus opciones.

El resumen y las estadísticas de Colo Colo vs. Unión Española - A Colo Colo le alcanzó para la refundación

La Furia Roja dañó en la primera mitad, una más bien de falta de elaboración blanca y de ideas fundidas: un Leo Gil muy marcado como única alternativa para conectar el bloque defensivo como el ofensivo, la rotación de Bolados con Solari en los extremos aunque sin centros al área, y un Morales que más pivoteó de lo que pudo complicar. ¿Y las ocasiones? Todas por patriadas, o arranques por la zurda de Gabi Suazo o finalizaciones fallidas del Colorado (¡incluso una chilena!) o Morales.

Se decidió el cuerpo técnico por dejar de perder minutos (¡un tiempo fue demasiado!) y sacó a uno de los tres del corte, César Fuentes, para la irrupción de Joan Cruz y la vuelta al 4-2-2-2 que tantos réditos les dio a lo largo de la campaña. Pero una piedra gigante se le apareció en el camino, puesto que en la primera aventura de Felipe Méndez por fuera, le quedó muy lejos a la resistencia de Opazo y alcanzó a cambiar de palo el balón para la aparición goleadora del recién retornado Alejandro Chumacero, que salía de 3 meses y monedas sin fútbol para fusilarlo a Cortés.

El artículo sigue a continuación

El Cacique perdió mucho más que los puntos en su cancha, que estaba llena. Caer a manos de Unión ha sido entregarle en bandeja el estatus de tetracampeón local al supertetracampeón, que lidera por 3 con un partido por jugar. César Bravo metió a los suyos en la Sudamericana contra un rival desarmado sin el equilibrio de los mediocentros tras la salida de Pizarro y Gil y con más ansiedad que precisión de parte de Bolados, Villanueva y Solari, los únicos que metieron hasta el cierre sin premio. La UE está en el terreno internacional con un inmejorable Méndez -que vio la roja en y perdonando una y otra vez, con un total de cuatro mano a mano desaprovechados por el debutante Paolo Hurtado (3) y Bryan Rabello.

No hubo cómo para el Albo después del segundo brote de COVID-19 en la plantilla. Pasó de tener el campeonato controlado con 5 puntos por encima de la UC con triunfo sobre la Franja a perder todas las unidades, hasta las inimaginables, para pasar de darle forma a la estrella 33 a rezarle a Everton para jugar una final.