Noticias En vivo
Boca Juniors

Boca se desarma de cara al debut de la Copa Libertadores

21:05 CLST 25-02-18
Guillermo Barros Schelotto Boca Entrenamiento 21022018
Sin Nández ni Gago y con Pablo Pérez y Pavón al límite, el Mellizo tendrá que repensar el mediocampo xeneize para el encuentro ante Alianza Lima.

Mientras en el fútbol argentino se polemiza la influencia de Boca en la AFA, mientras todas las acciones se ponen en duda y nadie confía en nadie, CONMEBOL se expidió sobre la situación de Nahitan Nández. Finalmente, y a pesar de las suspicacias del caso, el uruguayo no podrá jugar los primeros tres partidos de la Copa Libertadores -a diferencia de Felipe Melo, jugador de Palmeiras, a quien sí le redujeron la pena a la mitad-.

La ausencia del ex-Peñarol será un problema mucho más grave de lo anticipado en un primer momento, cuando el Xeneize decidió incorporarlo. Y es que aunque Fernando Gago apura su regreso para estar en la Supercopa y Pablo Pérez intenta recuperarse a tiempo de un desgarro en el sóleo, Guillermo Barros Schelotto sabe que tendrá que repensar un mediocampo de cara al debut en el certamen internacional.

El DT cree que podrá contar con Pérez para el partido ante Alianza Lima, pero durante la semana pasada no se entrenó con el resto del grupo y tan solo restan siete días para que se ponga a punto, no solo en lo físico, sino también en lo futbolístico: no juega con regularidad 90 minutos desde el 10 de diciembre. Ante Aldosivi, cuando se lesionó por primera vez, no llegó a completar un tiempo, mientras que ante San Lorenzo duró solamente 15 minutos.

¿Qué variantes tiene el DT en caso de que no llegue bien Pérez? En principio, todo depende de qué sistema de juego utilice el próximo jueves. Si se mantiene con el 4-3-3 que volverá a probar ante San Martín de San Juan en La Bombonera el domingo o si regresa al 4-2-3-1. En cuaquier caso, la inclusión de Emanuel Reynoso se perfila como una fija para ir a Perú y es por eso que el entrenador busca darle rodaje en estas últimas fechas de la Superliga. Por otro lado, Julio Buffarini se transformó en uno de los primeros cambios que suele hacer el Mellizo. Uno le resolvería el déficit en la generación, mientras que el otro podría darle el dinamismo que perdería sin Nández.

Ahora se le sumó la preocupación por Cristian Pavón, que tuvo que ser reemplazado en La Bombonera ante San Martín de San Juan. 

Otras posibilidades son el ingreso de Gonzalo Maroni, quien cada vez se entrena con mayor regularidad en la semana y el cuerpo técnico está tentado de darle oportunidades; el regreso en la consideración de Sebastián Pérez, relegado al banco de suplentes y a la Reserva en el incio de este 2018; y hasta el retroceso de Edwin Cardona a la zona de volantes, permitiendo así la inclusión de otro delantero, como Wanchope Ábila o Walter Bou.