Antonio Conte valora no entrenar hasta 2019

Comentarios()
El entrenador sigue en pie de guerra con el Chelsea por su indemnización tras una tormentosa salida de Stamford Bridge

LA INTRAHISTORIA

Lleva sin entrenar desde que acabase la pasada temporada, pero esta semana Antonio Conte está en boca de media Europa. Las crisis que se viven en banquillos de grandes clubes como el Manchester United, Bayern Múnich o Real Madrid han traído consigo los lógicos bailes de nombres de posibles entrenadores reemplazantes. Y el currículum del italiano sobresale por encima del resto de candidatos en la bolsa de empleo de técnicos en Europa: como últimos hitos, fue campeón de una Premier League y una FA Cup en Inglaterra, además de ser el último seleccionador de Italia antes de su descalabro de cara al Mundial de Rusia.

En el caso concreto del Real Madrid, esta crisis de cuatro partidos sin ganar y sin marcar ha levantado cierta desconfianza en el Santiago Bernabéu. Julen Lopetegui permanece en el cargo, pero se ha generado ya un latente descontento que le obliga a revertir la situación de manera radical e inmediata. Y Antonio Conte, aparte de que es un técnico que no estaba en el mercado cuando Zidane abandonó la nave merengue y se optó por Lopetegui, es que ha estado ya en la agenda merengue anteriormente. De hecho, según pudo saber Goal, aunque no ha sido contactado por los mandatarios blancos recientemente -a tenor de esta última crisis de resultados-, Conte sí que fue sondeado en su momento este mismo verano. Señal de que, a priori, podría encajar en el proyecto del Real Madrid en caso de necesidad.

Eso sí, más allá de que el Real Madrid en concreto no ha llegado a levantar ningún teléfono en este mes de octubre, lo que parece que no encajarían serían las intenciones del propio Antonio Conte llegado el caso, según pudo saber Goal de fuentes en Inglaterra e Italia. Y es que, por un lado, desde el entorno del italiano siempre se ha reconocido cierta predilección por el club blanco, pero por otra parte la cabeza del técnico transalpino pasa ahora por no entrenar en la presente campaña. Ni al Real Madrid ni a ningún otro club. Y no es una decisión sin retorno -máxime si un club como el madridista decidiese entrometerse-, pero sí es una firme convicción a día de hoy. En primer lugar, porque necesita recomponerse mentalmente después de un año extraordinariamente erosivo en el Chelsea, personalizado en su relación con el vestuario y con la directora blue Marina Granovskaia. Y en segundo lugar, porque como consecuencia de esa abrupta salida de Stamford Bridge, todavía está sobre la mesa la indemnización para el italiano por el año que le restaba de contrato con los londinenses, a razón de diez millones de euros. Nada más y nada menos.

Antonio Conte

El artículo sigue a continuación

Cabe recordar la estrambótica salida de Antonio Conte del Chelsea este verano. Pues desde antes incluso de que terminase la temporada, era sabido por todos que abandonaría Londres. Sin embargo, el Chelsea se negó a pagarle al ex seleccionador italiano el año de contrato restante argumentando que tenía motivos para despedirle por su comportamiento, mientras que el propio Conte se negó a dar su brazo a torcer y negociar su salida. Hasta el punto de que, una vez empezada la pretemporada, Antonio Conte seguía en nómina del Chelsea. Lo que imposibilitaba la llegada de Mauricio Sarri.

Fue el 13 de julio cuando se oficializó finalmente la salida de Conte de Stamford Bridge. Pero eso sí, según diversas fuentes en Italia e Inglaterra, el acuerdo al que llegaron es que la indemnización a percibir sería proporcional al tiempo que estuviera sin entrenar en esta temporada 2018-19 que estaba bajo contrato con el Chelsea, y que ascendía a 10 millones de euros en su totalidad. Un acuerdo que no satisfizo plenamente al italiano. No obstante, The Times publicaba este mismo verano que Conte tenía intención de llevar a juicio al Chelsea reclamando una "compensación por las pérdidas de ganancias futuras y el daño realizado a su carrera por la tardanza de su despido".

Así las cosas, y con esta guerra todavía bien abierta entre el Chelsea y Antonio Conte –quien está además viviendo a medio camino entre Londres y Turín por razones familiares-, a estas alturas del curso lo natural para el italiano sería mantenerse al margen de los banquillos hasta la próxima temporada por razones deportivas y, especialmente, económicas. Y por todos es sabido el atractivo de estos enormes clubes, especialmente el Real Madrid que siempre fue objeto de deseo del propio Conte, pero a priori será una salvedad más que añadir para todos aquellos que puedan estar pensando en el ex seleccionador italiano como relevo a sus actuales entrenadores en el cargo.

Próximo artículo:
La importante pelea a la que se unió Nicolás Castillo
Próximo artículo:
Chivas estaría tras los servicios de Marcel Ruiz
Próximo artículo:
"Aunque River le gane la Libertadores a Boca, el descenso no se tapa"
Próximo artículo:
El camarín respalda a brazo torcido a Yeferson Soteldo
Próximo artículo:
Envigado - Millonarios, por Liga Águila 2018 II: formaciones, día, horario y TV pública
Cerrar