Ganar al Barcelona en el Camp Nou, una 'misión imposible' en Champions

Comentarios()
Getty

Favoritísimo. Así se siente al Barcelona en Europa ante el Manchester United. Y existen razones de peso para que esa condición sea así. Entre otras cosas, porque además del resultado de ida positivo para los de Ernesto Valverder (0-1), que fuerza a los ingleses a ganar marcando al menos dos tantos, el Barcelona no conoce el KO en su estadio en Champions desde hace casi seis años. Y es que el Barça acumula ya 30 partidos sin perder en su estadio en la máxima competición continental un registro que supone la mejor marca de la historia de la Champions, ya que con la goleada al Olyimpique de Lyon superó el récord que ostentaba el Bayern de Múnich de 29 partidos sin perder en el Allianz. 

La última derrota del FC Barcelona en Champions en el Camp Nou se produjo en la temporada 2012-13, concretamente al partido de vuelta de las semifinales contra el Bayern de Múnich. Ese día, 1 de mayo de 2013, el Barça cayó 0-3 ante el equipo alemán, que ya había ganado 4-0 en el partido de ida, en lo que fue una severa paliza al equipo azulgrana por parte del "ogro" bávaro. 

Además, los números del Barcelona marcan que el equipo azulgrana regala muy poco en su propio feudo. Ha conseguido 27 victorias en su estadio, por apenas tres empates, ante Atlético de Madrid (01.04.2014), Juventus (19.04.2017) y Tottenham Hotspur (11.12.2018). Es decir, que ganar en el Camp Nou para el Manchester United es una misión casi imposible, si nos atenemos a las estadísticas, que son tremendas para los de Valverde.

En cuanto al capítulo goleador, el equipo azulgrana también ve puerta con mucha facilidad, y esa es otra circunstancia a tener en cuenta para pensar que acabará pasando a semifinales si no ocurre nada raro. En 30 choques, los blaugranas han anotado 93 goles, a una media de 3,1 por partido. Solo en una ocasión se quedó sin ver puerta: contra la Juventus en 2017. El Barcelona, ante el United, es favorítismo. Por el resultado de la ida en Old Trafford y sobre todo, por sus aplastantes números en Europa cuando juega como local. 

 

Cerrar