Opinión Rubén Uría: "Pequeño canguro"

Comentarios()
Getty Images

Ruben Uría Blog

Ya lo dijo Groucho Marx: “Estos son mis principios. Y si no le gustan, tengo otros”. Sólo poniéndose en esa tesitura se comprende que Courtois, un gran portero, confunda el culo con las témporas, respondiendo a una opinión sobre el criterio que rige unos premios con una crítica personal. El belga sostiene que Simeone es populista, que se pasa la vida dándole palos al Madrid y que hace eso para ganar popularidad entre su afición. Lo dice el tipo al que, como todo el mundo sabe, Simeone obligó, por lo visto, a punta de pistola, a subirse al balcón del Ayuntamiento hace unos años, para cantar a sus ahora nuevos aficionados aquellas coplillas del pequeño canguro que no paraba de saltar.

Courtois lo dice como si Simeone, ídolo como jugador y entrenador del Atleti, no arrasara entre sus hinchas si se celebrase un concurso de popularidad. El belga habla de popularidad atlética como si él, cuando era joven, no hubiera faltado al respeto a los madridistas para hacerse popular entre los colchoneros cuando el Atleti le pagaba. Thibaut llama populista a Simeone como si él, erosionando la imagen del que fue su entrenador, no estuviera buscando ser popular entre el madridismo ahora, cuando es el Madrid, el que le paga. La paja en el ojo ajeno y la viga en el propio.

Courtois lo dice como si Simeone no hubiera mencionado en su día que el Balón de Oro lo merecían Griezmann -jugador suyo, razonable- o Varane -miren por donde, del Madrid-, cuando si hubiera querido excluir los méritos del central por ser merengue, ni le hubiera nombrado. Lo dice el belga como si estuviera de acuerdo en que, hace años, LaLiga premiase a Keylor Navas como mejor portero de un torneo que ganó el Atleti y en el que Courtois fue Zamora. Lo dice Courtois ahora, que se ha olvidado de la música y letra de la canción del pequeño marsupial con la que se mofó del madridismo, en aquellos tiempos en los que él practicaba el populismo que hoy le escandaliza.

Lo dice Courtois, portero sobresaliente que, en materia de populismo es matrícula de honor, porque es capaz de decir y hacer lo que sea para ser popular entre sus aficionados, sean del color que sean, porque es lo que quieren escuchar. “Estos son mis principios. Y si no le gustan, tengo otros”.

Próximo artículo:
A Isco le queda grande la titularidad
Próximo artículo:
De Jong responde al Barcelona: "no quiero hacer turismo"
Próximo artículo:
Benzema: pasar o no pasar por el quirófano, esa es la cuestión
Próximo artículo:
Valverde se olvida de rotaciones y Messi estará para remontar al Levante
Próximo artículo:
Cómo ver Pumas vs Atlas por la Copa MX en vivo y por internet: streaming y TV
Cerrar