La Liga de las Naciones en UEFA y CONCACAF, ¿un modelo replicable en el resto del mundo?

Comentarios()
Getty
Ambas confederaciones reconocen la decadencia de los amistosos para dar paso a un nuevo modelo que Conmebol mira de reojo.


GOAL Por Ana Cruz Manjarrez   Síguelo en Twitter


Enfundados en sus camisetas tricolores, con penachos, máscaras de luchador y la bandera abrazándoles la espalda, 50 mil aficionados asistieron en julio pasado al Levi's Stadium para presenciar el México vs Paraguay. La Selección y el Tata Martino ganaron el partido y confirmaron las buenas sensaciones, pero la gran recompensa consiste la millonada que representa jugar como local en territorio estadounidense. 

México recibió 2 millones de dólares por ese duelo de preparación para la Copa Oro. De acuerdo con LA Times, esa es la cantidad que recibe por disputar al menos cinco fechas al año. La organización no era tan lucrativa antes de firmar el contrato con Soccer United Marketing, la empresa neoyorquina que desde 2002 es agencia de la Selección en Estados Unidos, y cuya vigencia vence el próximo año. Las ganancias, según palabras de Héctor González Iñarritu en 2015, alcanzan para mantener a los 11 equipos nacionales de futbol. 

Hace unas semanas, la Concacaf oficializió un cambio de planes . Se sumó a la tendencia de la desaparición de encuentros intrascendentes con el fin de favorecer la calidad de la competencia y creó la Liga de Naciones , una copia del proyecto de futbol europeo que ya arrancó. 

La Conmebol no ha anunciado algo parecido, la situación es complicada . Sus 10 afiliados la hacen la confederación más pequeña y la eliminatoria es calificada alrededor del mundo como "mortal" por el nivel de sus enfrentamientos y el formato de clasificación que los encuentra a todos para cubrir los 4.5 espacios en la Copa del Mundo. Parece que no les falta nada; sin embargo, con el calendario prácticamente asignado con la Nations League, la posibilidad de encontrar una fecha libre para pactar un partido con las potencias europeas será difícil y las confederaciones americanas sufrirán la falta de disputas de alto nivel. 

Apenas un mes antes del anuncio de la Concacaf, la UEFA presentó formalmente el certamen que tenía tiempo en planes: la Nations League , una competencia que presume "resfrescar el futbol internacional".  Dividirá a las 55 selecciones en cuatro divisiones de acuerdo con su desempeño en el ranking de la FIFA . Los representativos más destacados estarán reunidos en los primeros dos grupos con solo tres equipos en cada uno, el resto compartirá con cuatro. Los partidos correspondientes a la fase de grupos se jugarán en las fechas antes designadas a los amistosos a partir de septiembre del 2018. 

Cada división jugará su propia fase de eliminación y los cuatro ganadores tendrán un lugar en la próxima Eurocopa, pero no es el único incentivo, el sistema de competencia incluye ascensos y descensos entre las divisiones para motivar al mejor desempeño de las naciones. La calidad de sus enfrentamientos responderá a sus resultados en la Nations League previa. 

La UEFA defiende su proyecto con el beneficio a las naciones pequeñas que por fin tendrán acceso a una competencia entre iguales y que ofrezca como premio mayor un sitio en la Euro, el certamen principal del continente y uno de los más seguidos después de la Copa del Mundo, que significa mayor exposición

"Los equipos no aprenden y progresan con repetidas derrotas y ahora algunos equipos comenzarán a ganar" , argumentó la UEFA. Los amistosos desiguales desaparecerán de a poco con el próximo arranque; pero no estarían terminados por completo, a la confederación le interesa que los clubes grandes sigan en busca de rivales de otros continentes y por eso las divisiones correspondientes a los mejores tendrían menos partidos en calendario. 

¿Y el negocio? Desde hace algunos años, la UEFA centralizó los derechos de television de los partidos clasificatorios para Mundial y Eurocopa con el objetivo de comercializar y repartir lo correspondiente a cada una de las naciones. Lo mismo ocurrirá con esta competencia y de acuerdo con sus proyecciones, ofrecerá mayor estabilidad a los ingresos. Sus recientes informes financieros indican que la Champions entrega más, pero la Euro gana en patrocinios y el impacto ha aumentado en años recientes. 

Lejos de aumentar la exigencia a los jugadores, la organización de las fechas les permitirá reintegrarse antes a sus equipos tras los recesos. El éxito proyectado en el futbol europeo no garantiza que la fórmula resulte en la división de la Concacaf. 

"En una era donde la importancia de los partidos amistosos se ha reducido, la Liga de Naciones elevará el juego internacional", cita la confederación. De este lado del mundo, desaparecerá la Copa de Centroamérica (UNCAF) y la Copa del Caribe. Las 41 selecciones estarán divididas en tres ligas también de acuerdo con su desempeño en el ranking y se jugará el pase a la Copa Oro 2019 y al Hexagonal Final del 2021.

La cantidad de partidos aumentará para los países pequeños que suelen tener escasos amistosos y promete ser una competencia "auténtica y regular". Al igual que en la UEFA, el descenso y la promoción serán importantes incentivos. 

Todo parece una copia del formato europeo, pero aquí  la comercialización tiene sus particularidades . Previo al Mundial del 2014, las federaciones europeas estuvieron de acuerdo: "todas juntas son más fuertes" y eligieron la centralización de los derechos para conseguir una "marca futbolística fuerte". 

En cambio, recién en septiembre, la Selección Mexicana renovó con Televisa y TV Azteca los derechos de transmisión de sus encuentros por los próximos ocho años. Los ingresos son suyos.

La Liga de Naciones reducirá el espacio para amistosos intrascendentes que tengan como único fin la taquilla, esos que entregan al menos diez millones de dólares al año a la Selección Mexicana, pero seguramente será material para vender. Hasta ahora, el beneficio económico para los representativos menos valorados por la FIFA en este sector de América no apunta al incremento. El calendario y el formato específico de la competencia serán anunciados el próximo año y entonces se podrán evaluar las expectativas. 

La CONCACAF pondrá a prueba su plan al mismo tiempo que la UEFA, ¿la CONMEBOL trabaja para suplir los amistosos? La curiosidad siempre ha llevado a la misma propuesta: la fusión entre las confederaciones americanas para, además de competencias que jueguen premio económico y prestigio, la clasificación a la Copa del Mundo; sobre todo ahora que 48 selecciones tendrán un sitio.

En un ejercicio hipotético, la Liga de Naciones Americanas agruparía a 51 selecciones en 4 divisiones por sitios en Copa América y la clasificación al Mundial (12 cupos para el 2026). ¿Cuál sería la suerte de México, Estados Unidos y Costa Rica si se eliminaran con los representativos sudamericanos?  La reciente experiencia indica que el beneficio no sería para la CONMEBOL .

En la pasada Copa América Centenario, de seis participantes de CONCACAF solo dos accedieron a cuartos de final y uno a semifinal. Haití fue goleado 7-1 por Brasil, México fue exhibido ante Chile con un 7-0, Jamaica se fue sin poder anotar y el local, Estados Unidos, pudo hacerle frente a Argentina y cayó 4-0 a un paso de la final. Las selecciones más destacadas de esta zona están lejos de garantizar disputas parejas ni siquiera entre las mejor posicionadas en el ranking.

El riesgo no valdría la pena en sus primeras ediciones, sentaría las bases para mejorar la calidad a largo plazo. Los dirigentes de ambas zonas rechazan la posibilidad de una fusión próxima, aunque no destacartan que pueda ocurrir en algún momento. La necesidad de competencia podría ser esa situación de emergencia que los obligue a analizarlo.

Ligas de Naciones

Cerrar