El Barcelona deberá pagar a Paulinho a precio de crack

Comentarios()
Getty Images
El brasileño acepta rebajarse el sueldo un 25%, ya ha hablado con Neymar y espera nueva oferta del Barcelona, que ya ha visto rechazados 25 millones.


EXCLUSIVA

Será Paulinho o no habrá nuevo centrocampista para el Barcelona. Esto lo saben hasta en China según se desprende de las últimas noticias alrededor de la negociación para vestir de azulgrana al brasileño. El club azulgrana, sin alternativas para reforzar una media en la que cuenta con diez futbolistas en estos momentos, intenta que la operación no se dispare en el plano económico pero su situación de necesidad no ayuda a que el Guangzhou Evergrande acepte desprenderse de Paulinho y el Barcelona ya sabe que si quiere incorporarle será a precio de crack.

Barcelona, una zona ancha muy estrecha

El artículo sigue a continuación

Porque el club chino ya ha rechazado una primera propuesta de 20 millones de euros y, la más reciente, de 25, tal y como ha podido confirmar Goal. El Guangzhou ya ha dicho que "por menos de 40 no le venderemos" y se mantiene en su postura ante un Barcelona que ya ha alcanzado un acuerdo con el jugador, que acepta rebajarse un 25% el sueldo que cobra en China, que asciende a 7 millones de euros. Según ha podido saber este medio, ha pactado con el Barcelona una ficha de 5 millones de euros netos por temporada, algo que le pondría a la altura de pesos pesados como Jordi Alba, Marc-André Ter Stegen e Ivan Rakitic y por delante de titulares como Samuel Umtiti.

Paulinho, mientras, solo espera que el traspaso se resuelva de forma satisfactoria tal y como admitió en Mundo Deportivo. Goal incluso ha podido confirmar cómo ya ha hablado con Neymar Da Silva, su principal valedor en el Barcelona, para que ayude a desbloquear la situación. Dicho y hecho, pues justo ayer el '11' del Barcelona salió a la palestra para decir que "quiero a Paulinho conmigo". Pero el Guangzhou sabe que el Barcelona no cuenta con más alternativas que el brasileño y no tiene intención alguna de rebajar el precio del jugador, tasado en 40 millones de euros.

El Barcelona rechaza alcanzar esta cifra. Por lo menos de momento. Pero el equipo regresa al trabajo el miércoles y no ha cerrado más incorporaciones que el regreso de Gerard Deulofeu, quien ni siquiera ha sido presentado todavía. Ni los tempos ni el escenario juegan a favor de un Barcelona que busca pero no encuentra.

Cerrar