¿Dónde están los goles de Chile?

Comentarios()
220319 Chile México Guillermo Ochoa Nicolás Castillo
FREDERIC J. BROWN/Getty
En la cuarta caída de La Roja de Rueda se hizo evidente que las tácticas deben cambiar en la zona del ataque.

Después de once partidos, el proceso de Reinaldo Rueda en Chile ofrece un promedio de gol de 1.36 por presentación. En San Diego, en la derrota por 1 a 3 ante los mexicanos, solo anotó Nicolás Castillo, por lo que bajó el 1.4 de los diez amistosos de 2018.

Pero el desacierto frente al arco rival no es la principal falencia del bicampeón sudamericano: desde la nula creatividad hasta la desesperación, en el primer tiempo del juego en el SDCUU Stadium todo dependió de un acierto aéreo de Arturo Vidal que desechó Guillermo Ochoa.

Todos los memes

"Nos falta mucho más gol, mucha más sorpresa. Eso depende del técnico, es lo que hay", reseñó el preocupado capitán Gary Medel, el de más alto rendimiento en tierras estadounidenses. Es que de no ser por el Rey del Barcelona, máximo artillero (3) de la era del cafetero, nadie filtra ni le da juego a los delanteros.

Rueda citó a Diego Valdés para trabajar detrás de los puntas, y a la larga le encomendó al número 8 la tarea de pararse por detrás de Nicolás Castillo e Iván Morales, precisamente los que menos contacto tuvieron con el balón. Mora, al final, entró igual de desasistido.

El calendario del Chile de Rueda: ¿cuánto ganó y cuánto perdió?

Rueda no erra cuando confiesa que su escuadra pecó al no "asimilar ese momento de ansiedad". Es que claro, le marcaron por partida triple en un lapso de trece minutos y a los del campo su amor por los colores los alentó a mirar hacia el pasado y escarbar alternativas confiables.

El artículo sigue a continuación

Isla y Mena llegaron hasta la línea de fondo -a Opazo le tocó cubrir atrás- y la diana californiana de Castillo fue el único premio rojo de una noche negra. Y el segundo disparo al arco, 56 minutos después del de Vidal. Segundo y último. Nico en camarines reconoció un "mal partido": su equipo rozó el 70% de posesión en el complemento y no asustó a nadie pasando la mitad de la cancha.

No es considerado Vargas, Alexis es baja por lesión -y en Manchester United no le anota a nadie en la 18/19-, los habilitadores por excelencia (Fernández y Valdivia) menos, el que viaja no es utilizado -mientras los tres de contención se mantenían sin explicación-, Díaz -otro de un presente top en el enlace con los que más marcan- no entra en los planes del DT -del que los hinchas quieren la cabeza-, y el esquema con punteros pasó al baúl de los recuerdos cuando dejaron de citar a Junior y Sagal. Está claro: las ideas no son de una línea, el plantel no está fresco y el vínculo entre el mediocampo y las puntas de lanza inexistente. ¿Y los goles? Lejos, bien lejos. ¿Y la Copa América? Cerca, bien cerca.

Hirving Lozano

Cerrar